Público
Público

Moratinos culpa a Haidar de bloquear su situación

Recibe una multa de 180 euros por atentar contra el orden público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, culpó ayer a la cerrazón de la activista saharaui Aminatou Haidar y de 'quienes la están aconsejando' de que la mujer aún no haya podido regresar a El Aaiún, en el Sáhara Occidental. Moratinos aseguró que el Gobierno español le ha ofrecido todas las opciones posibles, por lo que no ocultó una 'cierta perplejidad' ante su negativa a aceptar cualquiera de ellas.

Haidar fue expulsada del Sáhara Occidental el pasado 14 de noviembre y desde el día 15 está en huelga de hambre. Moratinos recordó que se le ha ofrecido la nacionalidad española, un documento de refugiada política y la posibilidad de gestionarle un pasaporte marroquí, a lo que las autoridades del país vecino han ofrecido una respuesta que, 'de momento, no es negativa'.

'Yo soy independiente', se defiende la mujer en un comunicado

'El Gobierno ha buscado ayudar a la ciudadana saharaui, de buena fe y con un enorme compromiso político', señaló Moratinos, que hizo estas declaraciones desde Estoril (Portugal), donde participa en la XIX Cumbre Iberoamericana.

Por su parte, la activista saharaui, que ayer fue multada con 180 euros por una falta contra el orden público en el aeropuerto de Lanzarote, respondió duramente a través de un comunicado a las palabras del ministro. 'Quiero solamente transmitir un mensaje claro al señor Moratinos: que yo, Aminatou Haidar, nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré. Yo soy siempre independiente', criticó la mujer.

'Soy muy consciente de lo que estoy haciendo, de esta batalla. Y punto', agregó Haidar, que piensa que el Gobierno español pretende 'dilatar el camino claro de lo que es una violación de los derechos humanos'. 'Lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí. Está presionando a la Plataforma y al Frente Polisario, está haciendo chantaje a todo el pueblo saharaui', concluye el comunicado.

El PSOE exige a Marruecos que ayude a solucionar el problema

Por su parte, el ministro reiteró que el problema radica en que Haidar carece ahora mismo de un documento de viaje para regresar al Sáhara Occidental. Para superarlo, 'se han explorado todas las maneras, y todas las opciones que le hemos planteado, las ha rechazado', reincidió el titular de Exteriores.

En la misma línea se pronunció ayer Agustín Santos, director de Gabinete de Asuntos Exteriores y que está en Lanzarote negociando con Haidar. Ella se niega a aceptar un pasaporte marroquí nuevo y quiere que le devuelvan el que le quitaron cuando fue expulsada. 'Creo que Haidar y su entorno, con la huelga de hambre, pretenden mantener la atención política sobre la campaña acerca de la independencia del pueblo saharaui', afirmó Santos, que añadió que las negociaciones van a ser 'largas y duras'.

En cambio, Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, expresó su 'profunda preocupación' por el estado de salud de la activista saharaui y cargó las tintas contra el Gobierno marroquí, informa Juanma Romero. Pajín exigió a Marruecos que 'contribuya a desbloquear inmediatamente' la situación. Toda una novedad en el discurso del PSOE, que hasta ahora había eludido la confrontación directa con Rabat por este tema. Pajín recordó además que, al expulsar a Haidar, el reino alauí 'vulneró' un pacto que suscribió en 1977, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU.

La número tres del PSOE aseguró que, no obstante, el Gobierno español 'seguirá trabajando con todos los recursos' a su alcance para que la activista 'pueda volver a su casa cuanto antes', y para ello seguirá negociando con ella y con sus representantes.