Público
Público

Moratinos ofrece a Aminetu Haidar la nacionalidad española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ofreció el sábado la posibilidad de adoptar la nacionalidad española a la activista saharaui Aminetu Haidar, que se encuentra muy débil tras dos semanas en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote como protesta por no poder volver a Al Aaiún.

Haidar fue expulsada por las autoridades marroquíes cuando intentaba volver a su casa después de recibir un premio por su defensa de los derechos humanos en Nueva York, y carece de pasaporte con el que poder viajar.

El ayuno de la activista ha colocado al Gobierno socialista en una situación incómoda, ya que está recibiendo numerosas críticas por parte de representantes de las organizaciones de solidaridad con el Sáhara Occidental y defensores de los Derechos Humanos.

"Para demostrar que nuestra voluntad es hacer todo lo necesario (para resolver la situación), hemos hecho una excepción por carácter humanitario para que pueda obtener la nacionalidad española y obtener un pasaporte español", dijo Moratinos a periodistas en Bruselas en declaraciones recogidas por RNE.

El ministro hizo esta propuesta a Haidar durante una conversación telefónica mantenida este mediodía, en la que también le volvió a ofrecer otras dos posibilidades para resolver su situación y poder salir del país: adoptar el estatuto de refugiada o solicitar un nuevo pasaporte marroquí.

Moratinos explicó que si Haidar aceptaba la propuesta de adoptar la nacionalidad española, tratarían de que el procedimiento necesario se llevara a cabo "lo más rápidamente posible".

Sin embargo, la abogada de Haidar, Inés Miranda, dijo posteriormente que no había recibido una oferta formal a este respecto, y que Moratinos, con quien la activista habló en francés, le había "mostrado su admiración por el valor y la entereza en la firmeza al defender su posicionamiento, y poco más".

"Aminetu Haidar le ha contestado al ministro del Gobierno de España que lo ha oído y lo ha atendido por cortesía, por educación, pero que le mostraba su expresa y manifiesta indignación por el mal tratamiento que el Gobierno de España le había dado", dijo la abogada desde el aeropuerto de Lanzarote.

Un funcionario de Exteriores se desplazará el domingo a ese aeropuerto para explicarle las opciones que le ofrece el ministerio, según un portavoz diplomático.

El estado de Haidar pareció empeorar el sábado, cuando tuvo que ser asistida por los médicos en el aeropuerto y pasó gran parte del día acostada, según constató un fotógrafo de Reuters.

MUESTRAS DE APOYO

Las muestras de apoyo a Haidar han sido constantes desde que se conoció su situación. Numerosas personas han acudido a apoyarla al aeropuerto, en el centro de Madrid se ha levantado una jaima en solidaridad con ella, y para el domingo está previsto un concierto en la capital como homenaje.

capital de la entonces colonia española del Sáhara Occidental, ahora administrada por Marruecos -, fue expulsada por las autoridades marroquíes cuando intentaba volver a su casa después de recibir un premio por su defensa de los derechos humanos en Nueva York.

La activista saharaui asegura que le quitaron su pasaporte, mientras que Rabat sostiene que Haidar no siguió "los trámites administrativos de entrada", al parecer por no marcar Marruecos como su país.

Al ser devuelta a Canarias, de donde procedía el avión que la llevó al Sáhara Occidental, denunció a Marruecos por expulsión ilegal y a las autoridades españoles por secuestro, ya que dice que la obligaron a entrar en el país en contra de su voluntad y le impiden la salida.

El Gobierno español le ofreció la semana pasada la posibilidad de pedir el estatuto de refugiada para poder viajar, aunque Haidar ha rechazado hasta ahora esta opción.

Haidar dijo en una entrevista publicada el sábado por El País que estaba dispuesta a morir si no podía volver a casa.

"Entre mis hijos y mi dignidad, prefiero mi dignidad. Ellos vivirán sin madre, pero con dignidad", declaró.