Público
Público

Moratinos reclama la soberanía española sobre Gibraltar

El titular de Exteriores visita al Peñón con el rechazo frontal del PP, que le acusa de ir en contra de los intereses de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, no ha desaprovechado la ocasión de reclamar la soberanía de Gibraltar en su histórica visita al Peñón.

En una rueda de prensa junto con su colega británico, David Miliband, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, al término de su visita, Moratinos dijo que la soberanía española es 'irrenunciable', pero también aseguró que la salida de este contencioso pasa por 'la cooperación y el diálogo' con el Reino Unido y con la colonia británica.

'Los problemas se resuelven a través del diálogo y la cooperación. Estamos en el siglo XXI y tenemos que mirar al futuro y no mirar al pasado', aseguró Moratinos.

El titular de Exteriores ha dejado claro que la reivindicación sobre la colonia británica es 'permanente' y que su Gobierno 'siempre la defenderá', pero ha reconocido que todavía no se dan las condiciones para reanudar las negociaciones sobre esta cuestión, interrumpidas en 2002. 'La soberanía la trataremos en su momento, cuando creamos que las condiciones son las más apropiadas y cuando sea más beneficioso para avanzar seriamente en la conclusión del problema'.

Según Moratinos, la solución 'pasa por el diálogo y la cooperación, no por el aislamiento y el enfrentamiento', en alusión a la etapa en la que la Verja permaneció cerrada (1969-1985).

Moratinos criticó la postura del PP de rechazo frontal a su visita cuando hace poco más de una semana —apuntó—, sus portavoces de Exteriores en el Congreso y en el Senado le dieron el beneplácito.

Moratinos ha insistido en que después de 'muchos años enfrentándonos frente a la roca de la incomprensión', lo que toca ahora es dialogar para 'entenderse y respetarse más'.

Los Gobiernos de España, Gibraltar y Reino Unido se han comprometido a actuar de forma más coordinada ante catástrofes medioambientales que ocurran en la aguas del Estrecho, además de poner en marcha una conexión de ferry entre Algeciras y el Peñón.

Respecto al litigio sobre las aguas territoriales del Peñón, ha insistido en que el deseo de España es resolver esta cuestión, pero ha situado este debate fuera del Foro de Diálogo, en lo que ha estado de acuerdo Caruana.

La reunión del Foro de Diálogo concluyó con un catálogo de compromisos en seis áreas: medio ambiente y tráfico marítimo; servicios financieros; lucha contra la criminalidad; educación; cooperación judicial, aduanera y policial y cuestiones relacionadas con los visados.

Fomentar el entendimiento mutuo de los respectivos sistemas educativos es otro de los acuerdos, a lo que contribuirá, según Moratinos, la apertura del Instituto Cervantes en el Peñón antes del final de este año. El ministro ha anunciado que el director de esta sede será el linense Francisco Oda, ex director de estudios de la Escuela Diplomática.

El deseo de los tres Gobiernos es concretar acuerdos en las seis materias antes de fin de año o de la próxima reunión del Foro de Diálogo, prevista para 2010 en España. La declaración política recuerda que 'cualquier acuerdo en estas áreas no tendrá ninguna repercusión en absoluto en lo que atañe a la soberanía y la jurisdicción'.

Miguel Ángel Moratinos, cruzó la Verja de Gibraltar pasadas las 13:45 horas, en la primera visita oficial al Peñón de un ministro español con motivo de la reunión del Foro de Diálogo con los Gobiernos de la colonia y del Reino Unido.

El ministro español entró en Gibraltar en coche acompañado de su comitiva por el acceso principal.En algunos de los edificios de las calles por donde pasó Moratinos, los vecinos han colgado banderas de Gibraltar y el Reino Unido.

A su llegada a la verja, había una veintena de manifestantes con una pancarta en la que se leía: 'Por la dignidad de España. No tiremos por la borda 300 años de firmeza'.

Ante la gran cantidad de vehículos que aguardaban a entrar en la colonia, accedió por una puerta lateral y, a continuación, se dirigió al paso fronterizo escoltado por la Guardia Civil hasta pisar territorio gibraltareño. A continuación, la caravana se incorporó a la avenida que atraviesa el aeropuerto, situado en el istmo que España considera que fue ocupado ilegalmente por los británicos, y se ha adentrado en la ciudad para acudir a la cita con el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, y el ministro británico de Exteriores, David Miliband.

La visita del ministro es un hito en los 300 años de disputa con el Reino Unido por el dominio del territorio, cedido por el Tratado de Utrecht (1713), y de sus aguas territoriales.

Por su parte, el PP no tardó en hacer visible su rechazo a la visita con una protesta de sus alcaldes de la comarca en la misma verja.

El único precedente de presencia del Gobierno español en Gibraltar fue el viaje del ex secretario de Estado de Asuntos Exteriores Bernardino León en diciembre de 2006 para inaugurar la primera conexión aérea entre Madrid y Gibraltar.

España cerró su consulado en la colonia en 1954 en respuesta a una visita de la Reina Isabel II para conmemorar el 250 aniversario de la ocupación de la plaza.