Público
Público

Moratinos traslada el deseo de los reyes de España de viajar a Uzbekistán antes de fin año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, trasladó hoy al Gobierno de Uzbekistán el deseo de los Reyes de visitar esta ex república soviética de Asia Central antes de fin de año.

Moratinos informó sobre esta visita al viceprimer ministro y titular de Finanzas uzbeko, Rustam Azímov, al comienzo del foro económico entre empresarios locales y españoles celebrado hoy en Taskent con motivo del viaje oficial del ministro de Exteriores a este país.

El jefe de la diplomacia española afirmó que comunicará esta "buena noticia" al presidente de la república, Islam Karímov, con quien se reunirá esta tarde.

Sería la primera visita de Don Juan Carlos y Doña Sofía a Uzbekistán, un país con el que España quiere fortalecer sus lazos políticos, económicos y culturales.

El viaje de los Reyes, que se extendería también a Kazajistán, tendría como objetivo dar un salto cualitativo en las relaciones con una región emergente, que ha fortalecido su peso como nexo entre Europa y Asia después de su separación de la URSS en 1991.

Moratinos animó a las autoridades uzbekas a preparar la visita con un "cuaderno de acuerdos y contratos suficientemente densos" en materia económica, ante el interés de empresas españolas en invertir en este país, que en los últimos dos años ha tenido un crecimiento del 9 por ciento.

El ministro incidirá en esta cuestión en su reunión con el presidente uzbeko.

Karímov ya expresó su interés en la visita de Don Juan Carlos cuando estuvo en Madrid el pasado 27 de mayo durante una breve escala, en la que el monarca le recibió en el Palacio de la Zarzuela.

El presidente uzbeko, de 71 años, es el único que ha habido desde la independencia de la URSS en 1991, después de ocupar diversos cargos con el régimen comunista soviético.

En las últimas elecciones, celebradas en 2007, ganó con el 88 por ciento de los votos y prorrogó su mandato hasta 2014.

Se le achaca no respetar el pluralismo político y ejercer el poder de forma autoritaria, y aún pesa sobre Uzbekistán la condena internacional por la represión de la revuelta islámica que hubo en 2005 en la localidad de Andiyán, en la que murieron cerca de 200 personas, aunque otras fuentes los cifraron en más de 800.

El viaje de Moratinos es el segundo que hace a esta país después del de abril de 2007, cuando se convirtió en el primer jefe de la diplomacia española en visitar Uzbekistán.

El progresivo intercambio de visitas ha puesto las bases para una "intensa relación", según dijo el ministro en una rueda de prensa posterior junto con su colega uzbeko, Vladimir Imamovich.

Moratinos recordó que los vínculos entre España y Uzbekistán, por donde discurría la Ruta de la Seda, comenzaron hace seis siglos y que ahora se reproduce un "punto de unión" propicio para revitalizar la amistad.

Los dos ministros de Exteriores firmaron un convenio para cooperación en materia de turismo, otro de los sectores en los que hay deseo de inversión por parte de compañías españolas.

Moratinos transmitió además el deseo de fortalecer las relaciones entre Uzbekistán y la UE durante la presidencia comunitaria española en el primer semestre de 2010.

El ministro completará su agenda en Taskent con un encuentro con el ministro de Educación Superior, Azimjon Parpiev, centrado en el fomento de la enseñanza del español, y con la recepción con Karímov.

Esta noche llegará a Bujara, donde mañana visitará su histórica Universidad.