Público
Público

La morosidad de las familias hipotecadas casi se triplica y sube al 1,306% en junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La morosidad de los créditos hipotecarios concedidos a las familias españolas para adquirir una vivienda se situó en junio en el 1,306 por ciento, casi el triple que un año antes, cuando era del 0,503 por ciento, según datos publicados hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El incremento de la morosidad en el segundo trimestre del año se debió, casi exclusivamente, a la elevación de los tipos de interés, según la AHE, que apuntó que el aumento del paro repercutirá en la subida de la mora a partir del último trimestre.

Entre abril y junio, la morosidad hipotecaria de las familias creció en España a mayor ritmo que en el conjunto de Europa debido al mayor riesgo de interés del mercado hipotecario español, que a pesar del fuerte repunte se mantiene en niveles estadísticos "relativamente bajos".

Según la misma fuente, el impacto de la crisis sobre la dudosidad hipotecaria en España es mayor que en el resto de mercados.

En lo que respecta a los promotores, su morosidad se situó en junio en el 1,925 por ciento, frente al 0,88 por ciento que presentaba al cierre del primer trimestre, en tanto que la de los constructores se elevó al 2,08 por ciento .

Ambos porcentajes se sitúan por encima del conjunto de la dudosidad del crédito total al sector privado residente registrado en junio y que fue del 1,692 por ciento.

La asociación hipotecaria apuntó que la evolución de la dudosidad de las actividades inmobiliarias y de la construcción presenta un perfil diferente a la de los hogares porque, en su caso, a las variables de tipos y empleo se suma la problemática empresarial específica de ambos sectores.

Explicó que, por ahora y en función de razones contables, el incremento de la dudosidad hipotecaria de las familias en el segundo trimestre es imputable, casi exclusivamente, a la evolución de los tipos de interés.

Añadió que si los tipos se mantienen al alza, el efecto de esta variable sobre el incremento de la morosidad de los hogares seguirá reflejándose, como mínimo, hasta mediados de 2009.

Del mismo modo, el incremento de la dudosidad imputable al aumento del paro no comenzará a trasladarse a las estadísticas oficiales hasta el último trimestre del año.

Por todo ello, concluye la AHE, a lo largo de 2008 y 2009, la dudosidad del crédito hipotecario continuará creciendo en España a un ritmo superior al del conjunto de la zona euro.