Público
Público

La morosidad superará los 120.000 millones euros a final de año, según Gesif

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El volumen de los créditos morosos concedidos por las entidades financieras en España superará los 120.000 millones de euros a final de año, hasta llegar a una tasa superior al 7 por ciento, según las previsiones de la gestora de cobros Gesif.

En cualquier caso, la gestora destaca en su último Boletín de Seguimiento que a pesar de que la mora seguirá creciendo, su ritmo de aumento se está moderando.

Además, destaca, que la brecha de morosidad entre bancos y cajas se está ampliando cada vez más, y lo continuará haciendo durante el año.

Así, la morosidad de los bancos se situará por encima de los 53.000 millones de euros (y el índice de mora rozará el 7 por ciento), mientras que las cajas alcanzarán cifras mayores, ya que su volumen de créditos morosos superará los 58.000 millones (y la tasa superará holgadamente el 7,2 por ciento).

Gesif destaca además el fuerte incremento de los activos inmobiliarios de las entidades en los últimos meses, que, en su opinión, muestran la creciente importancia del sector financiero como propietario de inmuebles que pone en venta.

Esta importancia, sugiere, seguirá creciendo en los próximos meses, representando una fuerte competencia para las empresas promotoras.

Para la gestora, este crecimiento de los activos inmobiliarios puede estar enmascarando además una parte importante de lo que de otro modo sería crecimiento de la morosidad, que no aparece al ser contabilizado el inmueble como parte del activo.

Según los últimos datos del Banco de España, la morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares alcanzó el 4,563 por ciento en mayo, un nivel al que no llegaba desde mayo de 1996, exactamente trece años antes.

En volumen absoluto, la morosidad crediticia de mayo significa que el saldo total de créditos dudosos que tenían concedidos bancos, cajas y cooperativas de crédito sumaba 81.700 millones de euros, frente a los 79.017 millones de abril, lo que implica un incremento de 2.683 millones, más suave que el "salto" de 4.313 millones de abril respecto a marzo.