Público
Público

Moscú niega que Teherán haya rechazado ya la oferta de enriquecer uranio en exterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, negó hoy que Irán haya rechazado ya la oferta de enriquecer uranio en territorio ruso para abastecer las necesidades de su reactor de investigación.

"No hemos recibido ninguna negativa. A día de hoy, esperamos la confirmación oficial por parte iraní de dicho esquema, que fue consensuado por todos los participantes en las negociaciones de Viena" del pasado 19 de octubre, señaló Lavrov, según las agencias rusas.

El jefe de la diplomacia rusa subrayó que la propuesta "recoge la tesis que ha sido utilizada en tantas ocasiones por los iraníes: que ellos enriquecen uranio exclusivamente con el fin de usarlo en calidad de combustible".

"Rusia corroboró el esquema, los estadounidenses lo aprobaron, los franceses, por lo que yo sé, también. Los iraníes dijeron que darían una respuesta en los próximos días", dijo, que instó a "no adelantarse a los acontecimientos".

Irán ha pedido al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tiempo para tomar una decisión definitiva sobre la propuesta de procesar en el extranjero el 80 por ciento de su uranio poco enriquecido para su conversión en combustible nuclear.

Ese combustible se destinaría al reactor de investigación iraní, que necesita uranio enriquecido en un 20 por ciento y cuyos isótopos se utilizan para fabricar fármacos contra el cáncer, según aseguró el líder iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Según el OIEA, este programa de enriquecimiento de uranio aplacaría en gran medida la desconfianza de Occidente hacia el régimen iraní, al reducir su capacidad para fabricar armas nucleares.

Las potencias pretenden sacar de Irán 1,2 toneladas de uranio poco enriquecido del total de 1,5 toneladas que ese país ha producido, saltándose las normales internacionales.

En principio, para producir una bomba atómica se necesitan alrededor de dos toneladas de ese material enriquecido al 90 por ciento.

Lavrov, que siempre se ha mostrado contrario a las sanciones contra Irán, desveló a principios de octubre la iniciativa del OIEA, en cuya elaboración tomaron parte expertos rusos.

El ministro ruso aseguró que fue Irán quien se dirigió al OIEA para que le sea suministrado el combustible nuclear bajo su supervisión.

Rusia concluyó en 2008 el suministro de combustible nuclear con destino a la primera central atómica iraní (Bushehr), que ingenieros rusos construyen a orillas del Golfo Pérsico.

En su momento, Moscú propuso a Irán que procesara uranio en el primer centro internacional de enriquecimiento que comenzará a operar próximamente en Siberia (norte), pero rechazó la oferta.