Público
Público

Moscú y Kiev atajan la crisis de suministros de petróleo para alivio de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rusia y Ucrania atajaron hoy una nueva crisis de suministros, esta vez de petróleo, con destino a los países europeos, al acordar en el último momento la tarifa del tránsito del crudo por territorio ucraniano para 2010.

"Ucrania y Rusia han acordado aumentar la tarifa del tránsito del petróleo ruso en un 30 por ciento para 2010", aseguró Valentín Zemlianski, portavoz de la compañía estatal ucraniana Naftogaz, a las agencias rusas.

El acuerdo supuso un alivio para la Unión Europea (UE), que ya se temía una nueva crisis con los hidrocarburos rusos, como las ocurridas con el petróleo a principios de 2007 y con el gas en los primeros días del año de 2006 y 2009.

En esta ocasión, el amago de crisis apenas duró unas horas, ya que ambas partes se afanaron en lograr un acuerdo antes de que terminara el año y así evitar nuevos cortes a los consumidores europeos en pleno invierno.

Rusia exporta a Europa a través de Ucrania unos 20 millones de toneladas de crudo siberiano al año, mientras que bombea otros 80 millones de toneladas por territorio bielorruso.

Según el nuevo acuerdo, firmado por los dirigentes de las corporaciones rusa Transneft y la ucraniana Ukrtransnafta, que ostentan los monopolios sobre los oleoductos en ambos países, Rusia tendrá que pagar el próximo año 6,6 euros (más de 9 dólares) por cada tonelada de petróleo que transite por suelo ucraniano.

Como novedad, Rusia pagará el tránsito a Ucrania en euros y no en dólares, como hasta ahora (7,8 dólares).

El acuerdo, que mantiene el mismo volumen de tránsito del crudo ruso que en 2009 (15 millones de toneladas), fue confirmado por Irina Yesipova, portavoz del Ministerio de Energía ruso.

La Comisión Europea (CE) adelantó hace unas horas que Moscú le había informado sobre el acuerdo, de lo que se felicitó el comisario de Energía, Andris Piebalgs.

"Estoy satisfecho del entendimiento al que han llegado Rusia y Ucrania para evitar una interrupción del suministro y también del funcionamiento del mecanismo de alerta temprana", señaló Piebalgs en un comunicado.

Las autoridades eslovacas informaron ayer que "en una carta recibida por la Comisión Europea, se advierte de que Rusia ha anunciado la posibilidad de suspender el suministro de petróleo a tres países de la UE: Eslovaquia, Hungría y República Checa".

Tras ser acusada de exagerar el desacuerdo sobre tarifas, Rusia explicó que únicamente había utilizado el mecanismo de alerta recién creado con la UE para advertir a Bruselas sobre posibles riesgos de problemas en el suministro.

Al mismo tiempo, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, acusó hoy a Ucrania de "abusar" de su posición como país de tránsito de los hidrocarburos rusos, aunque se mostró convencido de que "los contratos se cumplirían".

Anoche el Ministerio de Energía ucraniano ya adelantó que ambas partes habían alcanzado un acuerdo preliminar de tránsito tras la conversación mantenida por el titular ruso, Serguéi Shmatkó, y el ucraniano, Yuri Prodan.

Kiev afirmó en todo momento que, aunque no se alcanzara un acuerdo con Rusia, Ucrania no obstaculizaría el tránsito de petróleo ruso hacia Europa.

"Ucrania está dispuesta a garantizar el tránsito y no lo suspenderá. Lo corroboramos. Aquí hay mucha especulación política", aseguró Bogdán Sokolovski, asesor del presidente ucraniano para asuntos de seguridad energética, a la agencia Interfax-Ucrania.

Sokolovski recordó ayer que el contrato suscrito por ambas partes en 2004 y que está en vigor hasta 2019 contempla la posibilidad de modificar los parámetros del tránsito del crudo ruso a través del oleoducto Druzhba (Amistad).

Ukrtransnafta abogaba por aumentar la tarifa del tránsito del petróleo ruso en 2010 "debido al crecimiento de la inflación y la reducción de los volúmenes de tránsito de crudo ruso en los últimos años".

Pese a la firma del acuerdo, Sokolovski llamó hoy a la UE a respaldar la iniciativa ucraniana de crear un corredor energético entre los países exportadores del Caspio y Europa aprovechando el oleoducto que une Odessa con Brody con el fin de eludir territorio ruso y así reducir la dependencia de Moscú.

En enero de 2007 debido al desacuerdo sobre los aranceles a la exportación de crudo, Bielorrusia suspendió durante varios días el tránsito de petróleo ruso por el oleoducto Druzhba con destino a Polonia, Alemania y Ucrania.

Rusia bombea petróleo a Europa principalmente a través del Druzhba, uno de los oleoductos más largos del mundo con más de 6.000 kilómetros de largo y que transita por Bielorrusia, Ucrania, Polonia, Alemania, Lituania, Letonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría.