Público
Público

Los mossos del caso Ester Quintana aseguran que no dispararon pelotas de goma

Según la abogada de la herida durante la huelga general, los dos antidisturbios desmintieron al conseller Felip Puig al negar haber sido interrogados en una investigación interna sobre el suceso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El subinspector jefe y el escopetero de la unidad Drago 40 de la Brigada Móvil (Brimo), los dos antidisturbios de los Mossos d'Esquadra que están imputados en el caso de Ester Quintana , que perdió un ojo durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012, han negado ante el juez que dispararan pelotas de goma y haber cometido cualquier error humano aquel día.

Según ha explicado en declaraciones a los medios la abogada de Quintana, Laia Serra, 'la postura es de negar que se efectuara ningún disparo, que solo se efectuaron salvas de carácter disuasorio y que la posibilidad de error humano no existe'.

La misma letrada se ha mostrado 'alarmada' porque los agentes que han pasado por el juzgado hayan declarado que sus superiores jerárquicos no les preguntaron en su momento sobre estos hechos, lo que podría indicar que no se ha investigado internamente, lo que desmentiría la versión del conseller catalán de Interior Felip Puig.

Según el semanario catalán Directa, a la pregunta aparentemente intrascendente con la que la abogada de Quintana quería confirmar las palabras de Felip Puig y Manel Prat (director de la Ertzaintza) de hace cuatro meses, cuando los responsables políticos dijeron que el Departamento de Interior había investigado internamente los hechos mediante el interrogatorio de los antidisturbios. '¿Usted fue interrogado, preguntado, interpelado por ningún responsable de Interior tras los hechos?', preguntó la abogada.

Ambos antidisturbios han negado la mayor y según ellos nunca hasta hoy habían contestado preguntas acerca de lo que ocurrió aquella noche.Todas las partes presentes en la sala se han mostrado sorprendidas ante estas palabras.

Por otro lado, la abogada ha considerado 'relevante' que entre las declaraciones de los imputados y las de otros mossos que fueron como testigos y de los informes policiales se han producido contradicciones en el orden cronológico de los hechos, el contexto, las órdenes y las tareas realizadas, aunque no ha querido dar más detalles.

Según fuentes judiciales, existe una diferencia entre el punto donde los informes policiales sitúan a la furgoneta de los antidisturbios en la Gran Via --donde fueron los disparos de salvas-- y donde la sitúan los imputados: según los informes están en la confluencia de Gran Via y Passeig de Gràcia --y por lo tanto con posibilidad de disparar a Quintana que estaba en Passeig de Gràcia--, mientras que según los antidisturbios, se sitúan mucho más atrás.

De hecho, el escopetero ha asegurado que estaba justo entre Rambla Cataluña y Passeig de Gràcia y que disparó dos salvas en sentido Besòs, en una actuación que duró apenas 15 segundos entre que salió de la furgoneta y regresó.

La unidad procedía de Via Laietana, donde habían tenido algún conflicto, y llegó a Gran Via pasando por plaza Cataluña y Rambla de Cataluña, aunque los agentes han negado que se pudiera producir ningún error que les hicieran disparar pelotas en lugar de salvas, y ha asegurado que regresaron con las mismas pelotas con las que salieron.

La abogada de Quintana ha asegurado que están muy satisfechos de las declaraciones porque, según su análisis, desde la Consejería de Interior no se ha aportado 'ninguna prueba que desacredite todas las evidencias que hasta ahora se han aportado a la causa' sobre lo que le ocurrió a Quintana, tras cinco meses de instrucción.

Preguntada sobre por qué los dos disparos que se escuchan en las grabaciones aportadas a la causa del momento en que fue herida Quintana suenan diferente, Serra ha respondido que 'es una explicación que no se ha dado y resta por responder esta pregunta'.

'Tras cinco meses la negativa de que el disparo que hirió a Ester Quintana fue un disparo de pelota de goma por parte de los Mossos d'Esquadra solo se sustenta en la propia declaración de los agentes, no hay ninguna otra', ha indicado.

Según la abogada, la investigación está en un punto muy avanzado, y la posibilidad de ir a juicio 'ahora más que nunca se revela como real y plausible', aunque todavía quedan algunas diligencias, informes y ver si se acuerdan nuevos testigos solicitados por la abogada de Quintana.

La declaración de los dos mossos como imputados ante el Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona ha empezado a las 11.30 horas y se ha alargado una hora y media aproximadamente; el abogado de los agentes no ha querido hacer declaraciones.