Publicado: 29.08.2014 14:14 |Actualizado: 29.08.2014 14:14

Los Mossos investigan la participación de unos guardias civiles en el robo de una estelada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para esclarecer si varios agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Girona están implicados en el robo, la madrugada del pasado domingo, de una estelada (bandera independentista) que ondeaba a la entrada de Vilobí d'Onyar.

El caso ya ha llegado además a manos del juzgado de instrucción de Santa Coloma de Farners.

Por su parte, la Guardia Civil, en un comunicado, asegura que hasta el momento no ha recibido ningún tipo de requerimiento por parte del juzgado para identificar a los participantes en el suceso.

La nota añade que la Comandancia de la Guardia Civil de Girona, a la espera de la comunicación judicial, está a disposición del citado juzgado e "iniciará la correspondiente investigación tendente a la averiguación de la identidad de los presuntos autores".

El comunicado indica además que "se depurarán las responsabilidades disciplinarias a que hubiese lugar en caso de estar implicado en los hechos algún miembro del cuerpo".

Los hechos habrían sucedido pasada la medianoche del sábado 23 de agosto cuando, según consta en la denuncia, un coche en el que viajaban entre 3 y 4 personas se detuvo en la rotonda de entrada de la localidad, una de ellas bajó del coche, se encaramó al mástil, dio un fuerte tirón y arrancó la bandera.

Tras subir de nuevo al vehículo, emprendieron la marcha. Un vecino que presenció el robo anotó la matrícula del coche y lo puso en conocimiento del Ayuntamiento.

Tanto el testigo como el Consistorio han presentado una denuncia ante los Mossos esta semana por el hurto de la bandera independentista, una de las cuatro que Vilobí izó en noviembre de 2012 en mástiles situados en puntos visibles junto a las carreteras del término municipal.

A pesar de que al principio no se trataba más que de un hurto —ya ha habido otros en esta localidad, alguno de los cuales fueron gamberradas y se pudo recuperar la bandera—, su trascendencia cambió cuando los investigadores descubrieron al titular de la matrícula del vehículo, gracias al sistema informático de detección.

Y es que salió que se trataba de una matrícula "reservada", concretamente del Gobierno.

Nuevas averiguaciones permitieron concretar que se trataba de un coche de la Guardia Civil de Girona sin signos identificativos, de los que se usan habitualmente para investigaciones que realizan agentes de paisano que no quieren que se detecte su presencia.

Los Mossos d'Esquadra simplemente han confirmado la existencia de la denuncia y han recordado que es un caso que se encuentra "bajo investigción judicial".

Por su parte, la alcaldesa de Vilobí d'Onyar, Olga Guillem (CDC), ha calificado de "muy grave lo ocurrido" y ha mantenido que, "si ya es lamentable que alguien cometa un robo de estas características, porque no se trata solo de una bandera, sino de un símbolo de país, es muchísimo más grave quién lo ha hecho".