Publicado: 27.11.2016 18:45 |Actualizado: 27.11.2016 18:45

Los Mossos vuelven a desalojar el Banc Expropiat

Los agentes disuelven una concentración del colectivo que reivindica el uso social de una antigua oficina bancaria en el barrio de Gràcia de Barcelona, ocupada en el año 2011 y desalojada este domingo por tercera vez.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un momento de la manifestación en la que los presentes portan pancantartas con los mensajes "el banco no está en venta" y "el Banc expropiat se queda en Gràcia". / TWITTER

Un momento de la manifestación en la que los presentes portan pancantartas con los mensajes "el banco no está en venta" y "el Banc expropiat se queda en Gràcia". / TWITTER

BARCELONA.- El departamento de Interior ha desplegado este domingo un aparatoso dispositivo policial para desalojar una vez más el local conocido como el Banc Expropiat, en el barrio de Gràcia de Barcelona.

Una veintena de furgones y un helicóptero para obligar a dieciocho personas del colectivo okupa a abandonar una antigua oficina bancaria objeto de disputa tras sucesivos intentos de ocupación.



Agentes de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra han disuelto en primer lugar una concentración de algunas decenas de personas que este mediodía se habían situado frente al acceso al inmueble, en la Travessera de Gràcia, y que manifestaban su intención de reocupar el Banc Expropiat e impedir que se ponga en venta.

El dispositivo policial se ha puesto en marcha tras una denuncia presentada por el propietario del local, ha explicado un portavoz de los Mossos, que han identificado a las personas que obligaban a abandonar el edificio una a una.


Los participantes en la acción del colectivo Okupa habían conseguido entrar de nuevo en la antigua oficina después de retirar, mediante mazos y una sierra radial, algunas planchas metálicas colocadas por la propiedad para intentar evitar nuevas ocupaciones.

Tras el desalojo, se han vuelto a colocar las mismas planchas.

El local, que había sido ocupado en 2011, fue desalojado por orden judicial por los Mossos el pasado 23 de mayo, lo que originó diversos actos de protesta e incidentes con la policía en el barrio de Gracia. El pasado 4 de junio se produjo una segunda ocupación, que fue abortada el mismo día por los policías.