Público
Público

Motaki responde a Clinton que Irán desea que sus cambios sean escuchados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Manucher Motaki, manifestó que los cambios que exige Irán en la propuesta nuclear de EEUU, Rusia y Francia "deben tenerse en cuenta" si se quiere llegar a un acuerdo final.

En declaraciones divulgadas hoy por la televisión estatal por satélite, el jefe de la diplomacia iraní replicaba así a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, quien horas antes había advertido que no se aceptarán variaciones y que Irán debe apresurare a dar una respuesta definitiva.

"La República Islámica estudia todas las propuestas. Hemos examinado ésta y tenemos una serie de consideraciones técnicas y económicas", afirmó Motaki, según PressTV.

A mediados de octubre, representantes estadounidenses, franceses y rusos propusieron a Irán enviar su uranio al exterior para que sea procesado y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento para que pueda alimentar el reactor de investigación que el régimen iraní tiene en Teherán.

Teherán no ha ofrecido una respuesta definitiva aún y se ha limitado a indicar que desea la formación de un comité técnico y una nueva ronda de negociación.

"Hemos informado al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre esas consideraciones y algunas de las partes nos han dicho que podemos reiniciar las conversaciones de la comisión técnica", indicó Motaki.

"Tenemos otros puntos de vista y otras propuestas para ofrecer al OIEA mientras se hacen esas consideraciones. Personalmente creo que deben empezar una nueva ronda de negociaciones ya que Irán necesita combustible para su reactor en Teherán", concluyó.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y aplicación bélica cuyo objetivo sería adquirir un arsenal atómico.

La propuesta de EEUU, Rusia y Francia busca reducir las posibilidades de que Irán desvíe parte de su uranio enriquecido a un programa no pacífico.