Publicado: 21.02.2013 08:00 |Actualizado: 21.02.2013 08:00

Los motivos para salir a la calle el 23-F contra el "golpe de Estado financiero"

Portavoces las mareas convocantes de la manifestación del próximo sábado, secundada por más de 200 organizaciones, llaman a la ciudadanía a participar de forma "pacífica, democrática e inclusiva&quo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Frente a la entrada de la Bolsa de Madrid, rodeada por agentes de la UIP de la Policía Nacional, se han dado cita este miércoles un grupo heterogéneo de personas entre los que había profesores, médicos, trabajadores de la administración pública, periodistas, bomberos, jubilados, jóvenes parados... Cada uno representaba a uno de los sectores sociales que se han levantado contra los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy y que, por primera vez, han decidido unirse para marchar juntos en una movilización unitaria: la Marea Ciudadana que recorrerá las calles de más de 50 ciudades españolas el próximo sábado 23 de febrero. En esa fecha se recuerda el aniversario del golpe de Estado que hace más de tres décadas puso contra las cuerdas a la recién nacida democracia española. Y, como ocurrió entonces, los convocantes de esta movilización están convencidos de que salir a la calle es la única forma de defender los derechos de la ciudadanía.

Los movimientos sociales como el 15-M, las distintas mareas sectoriales y las organizaciones sindicales llevan inundando las calles desde el comienzo de la crisis económica. Pero ahora lo harán de forma unitaria. "Vamos a impedir que sigan atacando nuestros derechos y libertades con el objetivo de canalizar recursos hacia los bancos", ha dicho uno de los portavoces de la Marea Ciudadana frente a las escaleras de Bolsa. Los convocantes han elegido precisamente ese lugar para dar la rueda de prensa porque, al igual que entonces fue el Ejército quien trató de acabar con la democracia, ahora es el sistema financiero el que trata de dar "un golpe de Estado".

"Impediremos que sigan atacando nuestros derechos para canalizar recursos hacia los bancos" En Madrid, donde los organizadores esperan que la movilización sea más multitudinaria, se han organizado cuatro marchas que confluirán en Neptuno, frente al Congreso de los Diputados. Las marchas saldrán desde Puente de Vallecas, Embajadores, Puerta del Sol y Colón y se unirán en el Paseo del Prado en torno a las 18.00 horas. Una vez estén todas las mareas unidas, a las 19.00, habrá un grito mudo, un minuto de silencio, y la Solfónica, la orquesta compuesta por músicos indignados, interpretará distintos temas, como Los Miserables, L'Estaca y el Canto a Libertad de Labordeta. A partir de las 20.00 se desconvocará la manifestación.

Algunas de las organizaciones convocantes, de las más de 200, comunicaron a Delegación de Gobierno el recorrido de las marchas y este martes se reunieron para "garantizar el derecho de manifestación y el desarrollo pacífico de la jornada", según han explicado los propios activistas que acudieron. Para impedir que haya incidentes, como ha ocurrido en las anteriores ocasiones, se ha organizado un cordón de seguridad formado por cien bomberos y cien voluntarios del resto de colectivos que se colocará en Neptuno en paralelo al cordón de la Policía "para impedir cualquier provocación ajena a esta convocatoria". Porque, como han querido dejar claro, "esta manifestación es absolutamente pacífica, democrática e inclusiva".

Uno a uno, los portavoces de las distintas mareas han explicado los motivos por los que acudir este sábado la manifestación.

Bomberos QuemadosSalvemos TelemadridYayoflautas

La Marea también denuncia "el marco actual de corrupción obscena"A la rueda de prensa también han acudido representantes de otras organizaciones convocantes, como es el caso de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Juventud Sin Futuro, la Coordinadora 25-S, Equo e Izquierda Anticapitalista.

Y, más allá de las razones de cada uno de los movimientos, todos los convocantes de esta Marea Ciudadana exigen, "en el marco actual de corrupción obscena y desbocada", que "los culpables paguen pos sus delitos, así como una drástica profundización de nuestro sistema democrático".