Público
Público

Moto se considera objeto de un "montaje estrafalario" para ser detenido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El político opositor de Guinea Ecuatorial Severo Moto ha rechazado la acusación de tráfico de armas de guerra por la que ha sido detenido por la Policía española, según fuentes de su entorno que subrayan que no tiene ni medios ni capacidad para ello y que se considera objeto de "un montaje estrafalario".

El arresto de Moto se efectuó el pasado lunes en la localidad toledana de Fuensalida por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y está relacionado con la intervención de varias armas en el puerto de Sagunto (Valencia) el pasado 6 de marzo, que supuestamente podían ser utilizadas en un intento de golpe de estado en Guinea Ecuatorial.

Las fuentes cercanas a Severo Moto consultadas por Efe han pedido que se aclaren los motivos de su detención y han lamentado que el opositor guineano, que ha sido acusado de un intento de golpe de Estado en su país, tenga que estar demostrando de forma permanente su inocencia.

"Lleva así cuatro años", han señalado las fuentes, que consideran "desproporcionada" la detención porque subrayan que siempre ha estado a disposición de la Justicia y no tiene capacidad de huir, y se preguntan: "¿a qué viene este escarmiento?"

Tras hacer hincapié en que "no tiene ningún sentido la acusación" y ha sido objeto de una "trampa", han añadido que Severo Moto no cuenta con dinero para preparar la acción de la que se le acusa y está dependiendo de las ayudas humanitarias.

Además de recalcar que carece de la formación suficiente para llevar a cabo un intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, las fuentes han precisado que "hasta el propio alijo de armas (de Sagunto) es absurdo porque se trata de armas obsoletas"