Público
Público

El móvil gana a Internet entre los niños españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el binomio formado por las nuevas tecnologías y los niños españoles, el rey es el teléfono móvil.

Mientras que son minoría los que usan diariamente Internet o los videojuegos, el móvil está presente en sus vidas de forma mayoritaria,según la "Encuesta de Infancia en España 2008" realizada por la Fundación SM, la Universidad Pontificia de Comillas y el Movimiento Junior.

Incluso antes de cumplir 11 años, el 43 por ciento de los niños españoles dispone ya de un teléfono móvil para su uso personal, y eseporcentaje se duplica cuando se les pregunta si quieren tener uno.

En el tramo de edad de 12 a 14, el 82 por ciento cuenta con un aparato para comunicarse con sus amigos y su familia, seguramente por eseorden.

En cuanto a Internet, más de dos millones de niños de 6 a 14 años (el 55 por ciento) carecen en España de acceso desde casa, porcentajeque se eleva al 62 por ciento si hablamos del ámbito rural.

Eso hace que el 63% de los menores de once años nunca o casi nunca usen Internet, cifra que cae al 52% cuando se trata depreadolescentes.

Uno de los datos curiosos que se desprende de la encuesta es que los campeones de Internet son los hijos de parejas con uno de losprogenitores inmigrante. Son los que más tienen instalación para acceder en casa (48%, frente al 45% de los hijos de dos españoles) y losque en menor medida dicen que nunca usan Internet (34% frente al 40%).

Los niños de dos inmigrantes son los que menos tienen línea en casa (29%) y los que en mayor medida nunca usan Internet (un 43% deellos)

En lo que respecta a los videojuegos, el 37% de los niños de 6 a 11 años juegan un rato cada día al llegar a casa, una actividad que esmasivamente masculina (el 52% de los niños lo hace y solamente el 21% de las niñas).

El consumo de videojuegos tiende a disminuir con la edad, ya que a los seis años interesan a más de dos quintos de la población infantil y alfinal de la preadolescencia sólo a un tercio de ellos.