Público
Público

MSF cierra sus dos centros médicos más grandes en capital somalí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Katy Migiro

Médicos Sin Fronteras (MSF) cerrólos dos centros más importantes que tenía en la capital somalíde Mogadiscio, luego de que un ex colega asesinara a dos de sustrabajadores, informó el jueves la agencia internacional deasistencia sanitaria.

A fines de diciembre, un médico indonesio y un coordinadorde emergencias belga fueron asesinados por un ex empleado local,que poco después fue arrestado con el arma de la que salieronlos disparos letales.

"Es difícil cerrar servicios médicos en una locación dondela presencia de nuestros equipos médicos es genuinamentesalvadora de vidas todos los días", señaló en un comunicado eldirector general de MSF, Christopher Stokes.

"Pero el brutal asesinato de nuestros colegas en (eldistrito de) Hodan nos hace imposible seguir trabajando en estedistrito de Mogadiscio", añadió.

El ataque sucedió en una zona bulliciosa de la capitalsomalí, que está bajo el control de las tropas del Gobierno y laUnión Africana. Desde entonces, MSF retiró al personal no somalíde la instalación donde tuvo lugar el ataque.

Los dos centros de 120 camas son los más amplios de los 13proyectos que tiene MSF en Somalia. Su cierre reduce a la mitadla presencia de asistencia médica caritativa en la capital. MSFdijo que las instalaciones estaban brindando servicio en unazona con una población de 200.000 personas.

Desde agosto del 2011, los centros médicos de MSF en elDistrito de Hodan trataron a casi 12.000 niños desnutridos ybrindaron vacunación contra el sarampión u otros tratamientos aotros 68.000 pacientes.

Hubo una epidemia de sarampión en Mogadiscio, querápidamente causó la muerte de los niños desnutridos que vivenen los superpoblados campos de refugiados.

Miles de personas inundaron la ciudad desde que NacionesUnidas declaró la hambruna en Somalia hace seis meses, en buscade alimentos y asistencia médica. Unas 184.000 personas sindonde vivir habitan escuálidos campos en toda la ciudad.

Las agencias humanitarias están teniendo problemas parabrindar ayuda a los 4 millones de somalíes con hambre. Trescuartos de ellos viven en el sur del país, ampliamentecontrolado por militantes ligados a Al Qaeda que sólo aceptan la asistencia de organizaciones islámicas en su territorio.

La semana pasada, el Comité Internacional de la Cruz Rojadijo que había suspendido la distribución de comida a 1,1 millónde personas en el centro y sur de Somalia luego de que rebeldesde al Shabaab bloquearan las entregas.

Somalia se sumergió en el caos en 1991, después de que eldictador Mohamed Siad Barre fue derrocado, momento desde el cualno ha tenido un Gobierno central en funciones.

Los miembros de MSF asesinados fueron el belga de 53 añosPhilippe Havet y el indonesio de 44 años Andrias Karel Keiluhu.

MSF opera en una serie de locaciones en Somalia, brindandoasistencia de emergencia a personas víctimas de la hambruna y laviolencia.

A mediados de octubre, hombres armados secuestraron a dostrabajadores asistenciales españoles que trabajaban para MSF enKenia, cerca de la frontera con Somalia.

(AlertNet es un servicio humanitario global de noticias dela Fundación Thomson Reuters. Visite www.trust.org/alertnet)