Público
Público

MSF dice que se ve obligado a salir de Lampedusa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Médicos sin Fronteras dijo el jueves que el Gobierno italiano había rechazado renovar su permiso para asistir a inmigrantes que llegan a Lampedusa, forzándoles a finalizar sus operaciones en la isla.

El grupo con sede en Francia, también conocido como MSF, facilitaba asistencia médica de emergencia desde 2002 en el pequeño puerto de Lampedusa, un punto conflictivo en inmigración en Italia, dónde miles de personas, especialmente de África, llegan cada año.

Loris De Filippi, la responsable de operaciones de MSF en Italia, dijo que la ONG había abandonado la isla el 31 de octubre después de que el Ministerio de Interior no les diera la autorización necesaria para continuar trabajando allí.

En una conversación telefónica con Reuters, De Filippi aseguró que el Gobierno había comunicado a MSF que las capacidades locales en materia de salud podían asistir al flujo de inmigrantes, muchos de los cuales llegan a la isla en patera, a menudo después de días sin comida o agua potable.

"El número de llegadas ha aumentado, el estado de salud de las personas ha empeorado e incluso el tipo de personas está cambiando -- ahora recibimos a más niños y mujeres, algunas de ellas embarazadas", dijo De Filippi.

El 30 por ciento de las llegadas en los últimos meses provenían de zonas en conflicto o países afectados por la sequía en el Cuerno de África, añadió.

"Estaríamos felices si les dejáramos en manos del sistema nacional de salud, pero creemos que no son capaces de asumirlo, no es una cuestión de voluntad", afirmó.

Lampedusa tiene una capacidad hospitalaria limitada.

Los legisladores del partido de izquierdas Radical exigieron el jueves al Gobierno conservador dirigido por Silvio Berlusconi que explicara su posición en el Parlamento.

La semana pasada el titular del departamento de inmigración del Ministerio del Interior, Mario Morcone, afirmó que Lampedusa tenía las instalaciones sanitarias adecuadas y la ayuda de MSF podría ser más útiles en otras áreas de Italia.

Morcone sostuvo que la ONG podía permanecer en la isla si quería, pero insinuando la existencia de tensas relaciones, afirmó que debería ser "más humilde" en sus negocios con los funcionarios locales.

MSF ha criticado en el pasado a los gobiernos italianos, tanto de centro-derecha como de centro-izquierda, al denunciar lo que consideraba como una falta de política de inmigración adecuada y las miserables condiciones de mantenimiento de los centros de acogida de inmigrantes.

"Es inaceptable que mientras MSF puede actuar en el corazón de la conflictiva región de Kivu Norte en la República Democrática del Congo, somos prácticamente forzados a dejar de ofrecer asistencia médica y humanitaria en el territorio de una nación europea", dijo De Filippi.

Además, declaró que MSF había atendido a 4.550 inmigrantes en Lampedusa desde 2005, incluyendo otros 1.420 entre junio y octubre de 2008. En total, 25.000 personas han llegado a Lampedusa este año.