Público
Público

La MSNBC suspende a un analista por llamar "capullo" a Obama

La cadena estadounidense considera las declaraciones "totalmente inapropiadas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llamar capullo al presidente de EEUU, Barack Obama, puede suponer una suspensión 'indefinida' del puesto de trabajo. Es lo que le ha pasado a un analista político de la cadena de televisión estadounidense MSNBC, Mark Halperin, que se refirió de ese modo a Obama.

'Los comentarios de Mark Halperon son totalmente inapropiados e inaceptables', ha señalado la cadena en un comunicado para añadir que 'Mark está suspendido indefinidamente de su puesto como analista'.

Además, la MSNBC ha pedido disculpas al presidente de EEUU, a la Casa Blanca y a los teleespectadores, y ha afirmado que comentarios así 'no tienen cabida' porque la cadena se esfuerza por lograr un 'buen nivel' en sus debates.

El analista participaba en la tertulia de la mañana Morning Joe cuando el presentador, Joe Scarborough, le preguntó su opinión sobre la imagen de Obama durante la rueda de prensa que ofreció el miércoles pasado en la Casa Blanca. 'Creo que pareció un capullo', respondió Halperin ante un sorprendido Scarborough, que se apresuró a pedir, sin éxito, si se podía 'borrar' el comentario para que no se oyera en directo usando los siete segundos de retraso que permiten evitar momentos inapropiados.

El analista político se lamentó poco después de lo que había dicho y calificó de 'totalmente inapropiadas' sus palabras, además de ofrecer una 'profunda' disculpa al presidente, a sus compañeros del debate y a los espectadores del canal de televisión considerado como el contrapeso demócrata del conservador canal Fox News.

No es la primera vez que ocurre algo similar en los medios de EEUU este año

La destitución de Halperin se suma a otros casos ocurridos en los últimos meses en diferentes medios de comunicación de EEUU. De hecho, la propia MSNBC suspendió en noviembre a dos de sus periodistas, a Joe Scarborough de forma temopral y a Keith Olbermann de forma indefinida, por haber donado dinero a políticos sin permiso de la compañía.

Un mes antes, la cadena CNN había despedido de forma fulminante al presentador cubanoamericano Rick Sánchez por una crítica al humorista Jon Stewart que fue interpretada como antisemita. De forma similar, la cadena pública de radio NPR despidió a mediados de octubre a su presentador Juan Williams por unas declaraciones supuestamente despectivas hacia los musulmanes.