Público
Público

Muchas jóvenes comparten los medicamentos de venta bajo receta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Más de una de cada tresmujeres en edad reproductiva pide prestado o comparte fármacosde venta bajo receta, informaron las autoridades federales delos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades deEstados Unidos (CDC).

"Las personas asumen que eso no tiene riesgos, de modo quenecesitamos ser más claros en nuestra comunicación sobre losriesgos asociados con compartir los medicamentos", dijo aReuters Health la doctora Margaret Honein, del Centro Nacionalpara el Estudio de los Defectos Congénitos y las Discapacidadesdel Desarrollo de los CDC, que codirigió el estudio.

Los riesgos incluyen reacciones alérgicas a los fármacos,interacciones con otros medicamentos, resistencia a losantibióticos y, para las embarazadas, la exposición fetal a unasustancia que podría provocar defectos y malformaciones,escribieron los autores en Journal of Women's Health.

El equipo codirigido por Honein analizó datos de entre el2001 y el 2006 de las encuestas HealthStyles, que se realizananualmente por correo electrónico para investigar "tendenciasen los hábitos asociados con la salud". El análisis incluyó a26.566 personas (7.456 eran mujeres de entre 18 y 44 años).

El 28,8 por ciento de las mujeres y el 26,5 por ciento delos hombres compartían o pedían prestados los medicamentos deventa bajo receta.

El 19,5 por ciento de las mujeres mayores de 45 dijo quehabía pedido prestado o compartido medicamentos, igual que el36,5 por ciento de aquellas de entre 18 y 44 años. Losanalgésicos y los antialérgicos eran los fármacos que lasmujeres en edad reproductiva compartían con más frecuencia.

Los motivos más frecuentes para compartir o pedir prestadoun fármaco eran: "ya tengo una receta para ese medicamento,pero me quedé sin dosis en casa o no la tengo conmigo" (el 71,8por ciento); "tengo el mismo problema que la persona que tieneel fármaco" (el 49 por ciento); "se la pedía a un familiar" (el44,2 por ciento); o "quiero algo fuerte para el dolor o lacefalea" (el 39,2 por ciento).

Entre las personas que dijeron que no habían compartido opedido prestado un medicamento de venta bajo receta, el 63,1por ciento dijo que nunca lo haría, mientras que el 24,1 porciento dijo que lo haría si tendría una receta, pero se habríaquedado sin dosis en casa.

"Estoy segura de que todos los proveedores de servicios desalud saben que se siguen compartiendo medicamentos, pero no sedan cuenta de cuán frecuente es", dijo Honein.

La experta agregó que esa conducta es especialmentepreocupante entre las mujeres en edad reproductiva y destacóque la mitad de los embarazos en Estados Unidos no sonplanificados.

"El primer trimestre del embarazo es un período muy críticopara el desarrollo de los órganos fetales. Es también elperíodo durante el cual las mujeres no se dan cuenta aún queestán embarazadas", señaló la autora.

Si bien son pocos los fármacos conocidos por producirmalformaciones congénitas, Honein agregó que se desconoce elriesgo de daño fetal de la mayoría de los medicamentos.

Un solo estudio, según dijo Honein, reveló que existeinformación insuficiente sobre el 90 por ciento de los fármacosaprobados entre 1980 y el 2000 para determinar si esosmedicamentos elevan el riesgo de defectos congénitos.

FUENTE: Journal of Women's Health