Público
Público

Muere a los 58 años el hombre que inspiró Rain Man

Kim Peek murió de un ataque al corazón en Salt Lake City, donde vivió toda su vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Kim Peek, el genio autista que inspiró a finales de los 80 la oscarizada película Rain Man (1988), ha muerto a los 58 años debido a un ataque al corazón en Salt Lake City (Utah, EEUU), según informó su padre, Fran, a diversos medios.

Peek, que sufría el Síndrome de Savant (Idiot Savant), era probablemente uno de los autistas más famosos del mundo. Los que sufren de este síndrome padecen retraso mental o autismo, pero tienen una sobresaliente capacidad de cálculo y una gran memoria fotográfica. Se trata de una mezcla entre disminución y genialidad, ya que son capaces de ser virtuosos de la música, pudiendo interpretar piezas musicales con sólo escucharlas una vez o reproducir imágenes con sólo verlas unos segundos, pero presentan deficiencias sociales, cognitivas e intelectuales. 

Sufría una mezcla de genialidad y discapacidad que lo hizo inspirador de la oscarizada película

Estas cualidades dieron pie a que en 1988 Barry Morrow escribiera el guión de Rain Man, con la presencia de Dustin Hoffman y Tom Cruise, que ganó cuatro Óscars.

Al nacer, en 1951, Peek le fue diagnosticado un retraso mental severo y aconsejaron a sus padres que lo abandonaran en una institución y se olvidaran de él. Treinta años después fue clasificado como mega-savant, es decir, se le consideraba un genio en 15 materias diferentes que iban desde la historia, la literatura y la geografía a los números, los deportes y la música.

Sus capacidades eran tan extraordinarias que era capaz de leer ocho libros al día, tardando una media de 10 segundos en leer una página. Incluso podía leer dos páginas simultáneamente, una con su ojo izquierdo y otra con el derecho. Sin embargo, Peek requería de atención las 24 horas del día. 

Años antes de su muerte, Peek ironizaba sobre su propia vida, asegurando que él 'no debería haber pasado de los 14 años' y que a los 54 se sentía 'una celebridad'.