Público
Público

Muere el actor Karl Malden, el mejor apoyo de Marlon Brando en la pantalla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya fuera como compañero de juergas enamorado de la misma mujer en "A Streetcar Named Desire" (1951) o como el cura que hacía frente a la mafia en "On the Waterfront" (1954), Karl Malden ofreció sus mejores interpretaciones frente a una leyenda de Hollywood: Marlon Brando.

Ganó el Premio Óscar al mejor actor de reparto por el primer título y recibió una segunda candidatura en esa misma categoría por el segundo.

Esa estatuilla dorada que ganó tuvo su peculiar historia. En 1985 Malden la mandó al fabricante en Chicago para que restauraran su brillo original, pero descubrió, ya en 2006, que el Óscar que recibió de vuelta era falso y que el original había salido ese año a la venta en eBay.

Todo acabó con una demanda de la Academia de Hollywood y los encargados del fraude, Randy y Matt Mariani, devolvieron finalmente el premio a su dueño.

Recordado por su rostro de facciones duras y la particular forma de su nariz -se la rompió dos veces jugando al fútbol americano cuando era adolescente-, Malden, quien murió a los 97 años por causas naturales, fue presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood desde 1989 a 1992.

El intérprete murió mientras dormía durante la madrugada de este miércoles, según su agente, Bud Ross.

Debutó en los teatros de Broadway (Nueva York) en 1938 y su primera aparición en Hollywood fue en el melodrama "They Knew What They Wanted" (1940).

Tras participar en la II Guerra Mundial como miembro de la Fuerza Aérea de EEUU, su primer gran éxito llegó con la adaptación teatral en Nueva York de "A Streetcar Named Desire", de Tennessee Williams.

En su carrera profesional, que brilló sobre todo en las décadas de 1950 y 1960, apareció en más de 50 películas, algunas de ellas tan famosas como "Baby Doll" (1956), "One-Eyed Jacks" (1961), "Birdman of Alcatraz" (1962), "How the West Was Won" (1962), "Gypsy" (1962), "The Cincinnati Kid" (1965) y "Patton" (1970).

El actor protagonizó la popular serie de televisión de la década de 1970 "The Streets of San Francisco", en la que participó con Michael Douglas y por la que consiguió cuatro candidaturas consecutivas al premio Emmy, el cual finalmente logró por la miniserie "Fatal Vision", en 1984.

Además obtuvo gran fama en EE.UU. por popularizar campañas de publicidad con la frase "no salga de casa sin ella", en alusión a las tarjetas de crédito de American Express.

Asimismo, fue el principal defensor de la entrega del premio Óscar de honor en 1999 a Elia Kazan, director de los filmes por los que el actor obtuvo sus dos candidaturas a ese galardón y quien es recordado por delatar a sus compañeros durante la "caza de brujas" de los años cincuenta.

"Siempre he admirado su trabajo, no su ideología política", declaró en ese entonces.

En 2004 recibió el premio honorífico del sindicato de actores de EE.UU., años después de sus tres candidaturas al galardón Globo de Oro, al que aspiró por "Baby Doll", "Gypsy" y la serie de televisión "The Streets of San Francisco".

Su último papel lo interpretó en el año 2000, cuando hizo de sacerdote en un episodio de la serie de televisión "The West Wing".

Malden, cuyo nombre real es Mladen George Sekulovich -se lo cambió para que "cupiera en las marquesinas"-, nació en Chicago en marzo de 1912 y era hijo de una inmigrante checoslovaca. Su padre era de origen serbio y fue lechero durante 38 años.

El inglés del pequeño Malden mejoró en cuanto su familia abandonó el enclave serbio donde residía en Chicago y se trasladó a la comunidad de Gary, en Indiana, cuando éste tenía cinco años.

Se casó con Mona Greenberg en 1938 y tuvo dos hijas, Mila y Carla, con quien escribió su autobiografía "When Do I Start?: A Memoir", en 1997.