Público
Público

Muere un Guardia Civil en la explosión de Valdemoro

Había quedado atrapado en los escombros y fue hallado en estado crítico. Otras 12 personas están heridas leves.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El subteniente de la Guardia Civil, Francisco Morcillo, de 61 años, falleció esta mañana después de registrarse una explosión en el Colegio de Guardias Jóvenes de la localidad madrileña de Valdemoro. El agente quedó atrapado en los escombros y fue hallado en estado crítico y con una fuerte intoxicación. Poco después se confirmaba su muerte. 

Según fuentes del Instituto Armado consultadas por Público, la detonación se produjo cerca de las 9.15 horas cuando miembros del Grupo de Expertos en Desactivación de Explosivos (Gedex) manipulaban algunos explosivos empleados en las clases prácticas.

'El material explosivo que ha estallado estaba en un sótano y se ha caído el techo de la primera planta', dijo una  portavoz de la Benemérita.

En un principio se dijo que eran seis los heridos leves, aunque recientemente Emergencias Comunidad de Madrid ha informado de que el número total de heridos en la explosión asciende a doce, todos leves. 

Ocho de ellos fueron atendidos en el lugar y otros cuatro trasladados a hospitales, según informaron las mismas fuentes. De los trasladados, uno es bombero, evacuado al hospital de Getafe y los otros tres al hospital Infanta Elena de Valdemoro, por golpes de calor, contusiones e inhalación de humo, sin que ninguno revista gravedad. 

Tras el suceso acudieron al lugar 19 dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid, ya que el incendio tuvo lugar donde se almacena el material explosivo y militar. Durante la extinción del fuego los bomberos han tenido que enfrentarse a pequeñas explosiones. También se han desplazado a Valdemoro numerosas ambulancias y un helicóptero, y el 112 ha montado un hospital de campaña.

El Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil está situado a 27 kilómetros al sur de Madrid y, aparte de ser un centro de enseñanza de los guardias civiles jóvenes, alberga una escuela de desactivación de explosivos.