Público
Público

Muere un líder de los talibanes en un bombardeo de EEUU

Baitullah Mehsud era considerado enemigo público número uno en Pakistán y se le acusó de organizar el asesinato de Benazir Bhutto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Han sido muchos los que le han dado por muerto en los últimos años, pero después de las especulaciones se ha confirmado la noticia. El líder de los talibanes en el sur de Pakistán y enemigo público número uno, Baitullah Mehsud, murió junto a su esposa el pasado miércoles en un bombardeo de EEUU.

La muerte de Mehsud, a escasos días de las elecciones legislativas en Afganistán, puede significar un descanso para las tropas de la ISAF que han visto como los constantes ataques de los talibanes que controlan la frontera con Pakistán han complicado las aspiraciones de pacificación en el país en los últimos tiempos.

Han sido dos fuentes distintas las que confirmaron la muerte de Mehsud. Por una parte, el ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mehmood Qureshi, confirmó a la prensa en Islamabad que haía 'sido eliminado'. Mientras que Associated Press consiguió la confirmación de uno de los colaboradores más cercanos al propio líder taliban, Kafayat Ullah. 'Puedo confirmar que Baitullah Mehsud y su mujer murieron en el ataque norteamericano en el sur de Waziristán'.

Algunos medios locales paquistaníes ya hablan incluso de que Mehsud habría sido enterrado en su ciudad natal, Narkosai, muy cerca de la frontera con Afganistán.

La caída de Mehsud representa un aire de esperanza para acabar con la violencia de las redes terroristas islamistas en ambos países. Su grupo armado, Tehrik I Taliban (TTP), controla amplías extensiones de territorio y tiene lazos muy extrechos con otros grupos insurgentes y las redes de Al Qaeda en el país.

La desaparición del líder talibán ha provocado también disturbios en la calle. Varios enfrentamientos entre seguidores y detractores de Baitullah acabaron con 19 personas muertas en Tank, según la prensa local. Según esos mismos medios, Mehsud tenía pensado presidir un comité que eligiera a su sucesor este mismo viernes. De entre todos los candidatos, parece que Hakeemullah Mehsud es el principal favorito.

Con 39 años, Mehsud era considerado el enemigo público número uno en Pakistán y se le responsabilizó de llevar a cabo el atentado que acabó con la vida de Benazir Bhutto, hecho que él mismo negó. Era el líder del grupo armado más importante de ese país y su popularidad era mucho más elevada que la del mismísimo Osama Bin Laden.

Con aproximadamente 20.000 militantes, el TTP se ha especializado en los ataques suicidas que han terminado con la vida de cientos de soldados, civiles y policías en los últimos años.