Público
Público

Muere una mujer en el Hospital Xeral de Vigo mientras esperaba en unas urgencias "colapsadas"

La fallecida tenía 81 años y aún se desconocen las causas de la muerte. El Sergas tilda de "demagógico" que se vincule el suceso a los recortes en Sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer de 81 años de edad ha fallecido en la madrugada de este miércoles mientras esperaba a ser atendida en el servicio de Urgencias del Hospital Xeral de Vigo, según han confirmado a Europa Press fuentes del Servicio Galego de Saúde (Sergas). Las mismas fuentes han explicado que 'se ha abierto una investigación interna' para conocer las circunstancias del fallecimiento, el tiempo que tuvo que esperar y cuál era la situación clínica de la mujer cuando llegó a este servicio.

Trabajadores del hospital consultados por Europa Press han señalado que, en principio, 'no parece que se produjese una mala praxis', ya que la mujer pasó 'el primer filtro' al llegar a Urgencias, es decir, fue valorada por un médico y, en función de lo observado y de lo que la propia paciente refería, se consideró que podría pasar a la sala de espera hasta que pudiera ser atendida en un box.

Además, la mujer presentaba una patología cardíaca previa, por lo que esas mismas fuentes han apuntado que, 'podría haber sido atendida antes' y que se hubiera producido el mismo desenlace posteriormente. 'La desgracia, lo triste, es que se murió sin haber entrado siquiera en un box', han lamentado.

Desde el pasado lunes, el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo ha tenido que recurrir a medidas excepcionales, como la derivación de pacientes a otros centros --incluso a una clínica privada-- o el ingreso en otras áreas del Hospital Xeral, debido al colapso en el servicio de urgencias, con 'picos de actividad' que han llegado a los 630 pacientes, cuando la media es de unos 509 en esta época. Aunque a última hora de la tarde del martes se dio por 'estabilizada' la situación, con la adopción de esas medidas, el Sergas ha advertido de que se mantiene el dispositivo de derivaciones por si volviese a aumentar la actividad y fuera necesario.

Los sindicatos denuncian que hay escasez de personal en el centro por bajas que no se cubren

Fuentes sindicales han denunciado la escasez de personal en el hospital, que relacionan con la política de recortes de la Administración, y han apuntado que 'hay bajas que no se cubren', entre ellas, la de un médico internista de Urgencias.

Asimismo, tras la situación de colapso de los últimos días, han reclamado que, al igual que se ha hecho en otras ocasiones de gran afluencia de pacientes, se habilite un anexo que anteriormente se utilizaba como sala de reanimación. Con ese espacio, el servicio de Urgencias ganaría seis camas.

El Servicio Galego de Saúde (Sergas), por su parte, ha manifestado su 'hondo pesar' por el fallecimiento de la paciente, pero ha advertido de que 'cualquier intento de establecer una relación causal entre el suceso y los recursos del hospital es falso, demagógico y oportunista'. A través de un comunicado de prensa, en el que confirma la apertura de una investigación para esclarecer las causas del fallecimiento, asegura que el complejo vigués 'no acaba de realizar ningún recorte o disminución de sus recursos ni de sus prestaciones asistenciales'.

El Sergas achaca el aumento de la frecuentación del servicio de Urgencias a las condiciones meteorológicas

En todo caso, reconoce que el complejo ha registrado estos días un aumento de la frecuentación del servicio de Urgencias, algo que es una cuestión 'estacional', que tradicionalmente se registra a principios de año, y que en esta ocasión 'ocurrió más tarde', vinculado a las condiciones meteorológicas y a la mayor incidencia de la gripe. Asimismo, explica que el 90% de las patologías atendidas son respiratorias, infecciones, gripes, con gran afectación a la gente de mayor edad. En este sentido, señala que durante estos días se alcanzaron picos de más de 600 pacientes atendidos en un solo día, mientras que la media del complejo es de 509 urgencias diarias. Concretamente, el pasado lunes fueron atendidos 630 pacientes y este martes, un total de 603 enfermos.   La mayor frecuentación implica más tiempo de espera de los pacientes que acuden a Urgencias y menor disponibilidad de camas de hospitalización en el complejo.

El aumento de la frecuentación de las urgencias también lleva paralelo el de pacientes que necesitan ingreso hospitalario, argumenta. De hecho, se alcanzaron cifras del 14%, mientras que la media de ingresos desde las Urgencias del Xeral es de un 12%. Ante esta situación, prosigue el Sergas, el complejo hospitalario adoptó una serie de medidas encaminadas a posibilitar ingresos de los pacientes que necesitan hospitalización, entre las que se encuentran uso de todos los recursos disponibles, tanto en los centros del complejo como en el centro concertado de Fátima, así como un área en el servicio de obstetricia en las que ingresaron a mujeres del servicio de medicina interna. Con estas medias, añade, la situación se recondujo y, en estos momentos, concluye, 'no hay ningún paciente pendiente de ingreso hospitalario'. La gerencia mantiene operativas todas las medidas adoptadas pese a que ha mejorado la situación, defiende el Servicio Galego de Saúde.