Público
Público

Muere un supuesto cabecilla talibán en un tiroteo en una mezquita afgana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un supuesto líder talibán, relacionado con ataques contra las fuerzas de seguridad, murió hoy tiroteado durante una operación de las tropas afganas e internacionales en una mezquita en la provincia central afgana de Wardak, informó el mando de la Alianza Atlántica.

En un comunicado, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, bajo mando de la OTAN, precisó que una fuerza conjunta del Ejército afgano y las tropas extranjeras lanzó una ofensiva contra un refugio insurgente cerca de la ciudad de Pirdad, en el distrito de Nerkh.

Cuando las tropas se aproximaron al lugar, el supuesto cabecilla huyó y se refugió en una mezquita, que fue rodeada por las fuerzas de seguridad.

De acuerdo con esta versión, las tropas afganas pidieron al insurgente que saliera del templo y ante su negativa irrumpieron en el interior de la mezquita, donde el talibán abrió fuego contra los soldados.

Las tropas respondieron al ataque y acabaron con la vida del extremista, que iba armado con un rifle AK-47 y llevaba granadas y abundante munición.

Mientras, en la provincia oriental de Khost, las tropas capturaron anoche a varios supuestos insurgentes, entre ellos un sospechoso de estar vinculado a la red Haqqani.

La ofensiva tuvo lugar contra un refugio insurgente en el municipio de Guldar, en el distrito de Sabri, donde los militares se incautaron de varios rifles de asalto, granadas de mano y componentes para la fabricación de explosivos.

Además, las fuerzas de seguridad han lanzado operaciones en las últimas 24 horas en las provincias de Laghman (este) y Kandahar (sur), donde varios supuestos insurgentes fueron detenidos.

Según la nota, estas operaciones militares no han causado víctimas civiles.

A diario se registran choques entre las fuerzas afganas e internacionales y la insurgencia en Afganistán, especialmente en las provincias del sur y el este, con mayor presencia talibán.

En Afganistán hay desplegados en la actualidad unos 100.000 soldados extranjeros, a los que se sumarán otros 30.000 anunciados por Estados Unidos y 7.000 más encuadrados en la ISAF.