Público
Público

Mueren 12 personas en un tiroteo en Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 12 personas murieron el miércoles en un tiroteo desatado por un hombre armado en unos pueblos habitualmente tranquilos situados alrededor del panorámico distrito de Los Lagos, en el noroeste de Inglaterra, en el peor episodio de este tipo en Reino Unido en 14 años.

A los aterrados vecinos y transeúntes se les pidió que permanecieran en sus viviendas mientras el taxista de 52 años Derrick Bird disparaba contra todo el que se cruzaba con él en varias localidades del condado de Cumbria, una zona predominantemente rural y poco poblada que es uno de los destinos preferidos por los turistas en Reino Unido.

Además de los 12 fallecidos, otras 25 personas resultaron heridas, entre ellos tres en estado crítico, por los disparos en 30 localidades diferentes.

Después de una gran persecución, el cadáver de Bird se encontró en una aislada área en Boot, un pueblo en el valle de Eskdale, un sitio popular entre excursionistas. La policía dijo que se habría suicidado.

"Esto ha conmocionado a los habitantes de Cumbria, y en todo el país, hasta el corazón", dijo Stuart Hyde, asistente jefe de la policía de Cumbria.

"Estamos todavía en una fase muy temprana de nuestra investigación y no somos capaces de entender realmente la motivación detrás de esto o establecer si se trataba de un ataque premeditado o al azar", agregó.

Los tiroteos múltiples son muy poco habituales en Reino Unido, donde hay controles estrictos de posesión de armas. En 1996, un hombre armado asesinó a 16 niños y a su profesora en la localidad escocesa de Dunblane y otro hombre mató a otras 16 personas en Hugerford, en el sur de Gran Bretaña, en 1987.

La masacre de Dunblane provocó la aprobación de nuevas leyes que prohibieron la tenencia civil de armas de fuego y supuso que otras armas requieran de un certificado de la policía. Sin embargo, los datos del Gobierno muestran que en marzo de 2009 había certificados para alrededor de 1,37 millones de escopetas.

La policía dijo que está investigando dónde adquirió Bird las dos armas que usó en el ataque y si eran legales.

El tiroteo comenzó en la localidad costera de Whitehaven donde trabajaba.

"Tuvo una disputa con un taxista ayer por la mañana que siguió hoy. Estaba absolutamente descontrolado", dijo a Reuters Lorraine Rimmer, que trabaja para una empresa de taxis en el pueblo. "Era un poco un solitario que apenas hablaba con la gente".

Posteriormente se informó de incidentes en otras ciudades de la zona. Bird fue visto por última vez dirigiéndose a la zona central de Cumbria, en el Distrito de los Lagos. Finalmente acabó dejando el coche y se dirigió a pie a una zona popular entre los senderistas.

El primer ministro británico, David Cameron, manifestó en el Parlamento que "el Gobierno hará todo lo posible para ayudar a la comunidad local y a los afectados".