Público
Público

Mueren 17 niñas al derrumbarse una residencia de una escuela coránica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 17 niñas murieron y otras 27 resultaron heridas al derrumbarse esta madrugada una residencia femenina de estudiantes de una fundación coránica en la provincia turca de Konya (Anatolia Central), informó a la prensa el ministro del Interior, Besir Atalay.

Al lugar del siniestro, además de Atalay, acudieron el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, la ministra de Estado para la Familia, Nimet Çubukçu, y el ministro de Salud, Recep Akdag, quienes presentaron sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Según Abdulbaki Acet, alcalde de Taskent, la población situada a 20 kilómetros de la residencia, el hundimiento del edificio de tres pisos fue debido a un escape de gas.

El alcalde explicó que unas 50 niñas, de edades comprendidas entre los 8 y los 16 años, dormían en la residencia que se derrumbó hacia las 4.00 o las 5.00 de la mañana de hoy (1.00 - 2.00 GMT).

Las niñas habían sido enviadas a esta escuela coránica de verano, propiedad de una fundación religiosa privada, para recibir cursos sobre religión musulmana, similares a las catequesis católicas.

"Nos despertamos a primera hora de la mañana para rezar. Yo bajé a hacer mis abluciones. Desde el piso de arriba llegaba un ruido como de susurros fuertes. Dos profesoras y yo entramos en la cocina y una dijo 'ha salido algo de gas de la cocina', explicó M.A., una de las supervivientes, de 12 años, citada por la cadena NTV.

"Las profesoras me dijeron que cerrase la puerta de la cocina. Nadie estaba asustado y de hecho las estudiantes volvieron a la cama. Después de que subiese al piso de arriba, comenzó a llegar un olor a gas de los dormitorios de abajo y en seguida se produjo una explosión muy violenta", añadió.

"Estaba con cinco amigas en la parte que había quedado en pie del edificio. Sentíamos muy cerca el fuego que venía de la planta baja. Cuando abrimos la puerta, vimos que la mitad del edificio se había derrumbado y que sólo nuestra parte se mantenía en pie. Dos trozos de madera cayeron encima de mi. Empecé a gritar pidiendo ayuda y me rescataron", narró esta niña, que no sufrió heridas graves.

Dado que Taskent está situada a unos 160 kilómetros de la capital de la provincia, Konya, y que el edificio de cursos de Corán se encontraba en un área remota, las ambulancias llegaron bastante tarde al rescate, dijo un testigo citado por la cadena NTV

Efectivos de la Gendarmería, el cuerpo encargado de vigilar las zonas rurales, se unieron al trabajo de los vecinos de la zona para sacar a las niñas de entre los escombros y lograron liberar a once de ellas antes de que llegasen los equipos de rescate.

Para ayudar en la búsqueda de supervivientes se movilizó a un equipo especializado de la Gendarmería de treinta agentes y cuatro helicópteros del ejército se incorporaron a las tareas.

Las menores y el personal de la residencia heridos fueron trasladados a los hospitales de la región; cinco se encuentran en estado grave.

Además, entre 5 y 10 personas más, según CNN-Türk, quedaban aún esta tarde atrapadas entre las ruinas más difíciles de apartar.

El gobernador provincial, Osman Aydin, afirmó que los equipos de rescate consiguieron contactar con tres personas vivas que habían quedado sepultadas y una de ellas fue rescatada hacia las 10.00 hora local (7.00 GMT).