Publicado: 28.05.2014 08:24 |Actualizado: 28.05.2014 08:24

Mueren 21 personas en el incendio de un geriátrico en Corea del Sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 21 personas perdieron la vida y ocho resultaron heridas, la mayoría ancianos, durante la madrugada de este miércole en un incendio en una clínica geriátrica de Corea del Sur, informaron la policía y el servicio de bomberos.

El incendio se produjo en el segundo piso de una clínica de Jangseong, a unos 300 kilómetro de Seúl, alrededor de las 00.30 hora local (2.30 GMT del martes) y consiguió ser extinguido 30 minutos después pero el espeso humo que envolvió el edificio de tres plantas fue la causa del alto número de muertos, según las autoridades.

La mayoría de los pacientes del centro sanitario tenían entre 70 y 80 años y se encontraban atados a las camas por padecer enfermedades como Alzheimer e infartos cerebrales, según la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Horas después del suceso la policía detuvo a un anciano de 81 años con demencia sospechoso de haber causado el incendio, informó la cadena de televisión surcoreana YTN.

Además de los pacientes, una enfermera murió mientras trabajaba y seis de los heridos se encuentran en estado grave.

Según Yonhap, unos diez pacientes que se encontraban ingresados en el primer piso de la clínica pudieron escapar cuando se inició el incendio pero otros 30 que dormían en el segundo piso se vieron fatalmente expuestos al humo tóxico.

Se sospecha que el hospital solo tenía de guardia a una enfermera en el turno de noche para cuidar a los más de 80 ancianos ingresados, muchos de ellos con dificultades para moverse y por tanto incapacitados para salvarse por sí mismos en una situación de emergencia.

El suceso se produce mientras Corea del Sur vive conmocionada desde el pasado 16 de abril por el naufragio del ferri Sewol que causó la muerte de más de 300 personas, la mayoría jóvenes de entre 16 y 17 años.

Además, este mismo lunes un incendio en una terminal de autobuses al noroeste de Seúl dejó siete muertos y 41 heridos.

Desde el hundimiento del buque Sewol las autoridades del país han sido duramente criticadas por las carencias y errores en los mecanismos de prevención de desastres y en la resolución de este tipo de crisis.