Público
Público

Mueren 28 presos por un tiroteo dentro de una cárcel de México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 28 presos murieron el lunes durante un tiroteo dentro de una cárcel en el puerto mexicano de Mazatlán, en un nuevo episodio violento en cárceles saturadas mientras aumenta la cantidad de arrestos por la guerra antidrogas.

Todos los fallecimientos en la cárcel de Mazatlán, un balneario sobre costas del Pacífico, fueron producto de impactos de bala y ocurrieron en un enfrentamiento entre grupos rivales.

La gran mayoría de los muertos eran reos de alta peligrosidad y estaban siendo procesados por narcotráfico u homicidio, dijo la secretaria de Seguridad Pública del occidental estado de Sinaloa, Josefina García.

Inicialmente las autoridades informaron que habían muerto 17 presos, cifra que más tarde elevaron a 20, pero medios locales informaron la noche del lunes que el número de fallecidos había llegado a 28.

"Un grupo de internos pasó por varios puertas tumbando con un marro los candados y las cámaras de vídeo (...) y mataron a 17. Después aparecieron tres muertos más, de los supuestos agresores", dijo García a la cadena Radio Fórmula.

La funcionaria afirmó que este es el episodio más sangriento dentro de una cárcel de Sinaloa.

En el enfrentamiento resultaron heridos dos policías estatales y un celador del penal, además de un reo, contó sin precisar su estado de salud.

En Sinaloa nació el poderoso cártel que dirige el capo del narcotráfico más buscado del país, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Los cárteles del narcotráfico libran batallas entre sí y con fuerzas de seguridad por el control de rutas para introducir drogas a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de estupefacientes.

En enero, una pelea entre grupos rivales de reos en una prisión del norteño estado de Durango dejó al menos 23 muertos.

En la guerra del narcotráfico han muerto en el país unas 23.000 personas desde el inicio del Gobierno del presidente Felipe Calderón, quien poco después de asumir en diciembre del 2006 lanzó operativos con militares y policías contra los cárteles de las drogas.

La ofensiva del Gobierno ha logrado el arresto de decenas de miles de sospechosos de narcotráfico, pero eso ha provocado que las cárceles del país se saturen todavía más, mientras que son más comunes las riñas entre bandas rivales en el interior de los penales.