Público
Público

Mueren 31 supuestos talibanes en combates contra el Ejército y las milicias tribales paquistaníes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 31 supuestos talibanes han muerto en combates con las fuerzas de seguridad y milicias tribales ('lashkars') librados en varias zonas del norte de Pakistán, informaron hoy fuentes militares.

En el distrito norteño de Dir, las milicias tribales que luchan contra los insurgentes desde hace semanas acabaron con la vida de diez "terroristas" y arrestaron a otros seis durante las últimas 24 horas, según un comunicado del mando militar paquistaní.

El Ejército, que lanzó a finales de abril una gran operación en los distritos de Swat, Buner y Dir, detuvo a seis "sospechosos" en esta demarcación.

Según el parte que el Ejército difunde a diario sobre la operación, un supuesto talibán fue abatido por las tropas en el valle de Swat, principal escenario de los combates, mientras que nueve integristas fueron detenidos.

Pese a que los enfrentamientos con la insurgencia siguen, las autoridades han dado luz verde al regreso de los desplazados por el conflicto a la zona y el Ejército calcula que 45.000 familias ya han vuelto a sus hogares.

En otra inestable región paquistaní, la demarcación tribal de Khyber -fronteriza con Afganistán-, la guardia de fronteras acabó con la vida de 20 supuestos talibanes, según una fuente del cuerpo militar citada por el canal televisivo "Geo".

Durante la ofensiva de las fuerzas de seguridad, que tuvo lugar en el valle de Tirah, cuatro refugios talibanes fueron además destruidos, según la fuente.

Este valle, situado en una zona fértil y montañosa de difícil acceso cercana a la localidad de Peshawar, ha sido escenario en varias ocasiones de duros enfrentamientos entre insurgentes, tribus y bandas criminales.

Estos grupos luchan por hacerse con el control de una zona estratégica próxima a la carretera que conduce al paso de Khyber, por el cual cientos de camiones y vehículos cruzan a Afganistán cada día.

El Ejército, todavía enfrascado en su ofensiva en Swat, bombardea desde hace semanas la región tribal de Waziristán del Sur como antesala de una gran operación contra el líder de los talibanes paquistaníes, Baitulá Mehsud.