Público
Público

Mueren 37 personas en un atentado contra el partido de Bhutto en el último día de campaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 37 personas murieron hoy y varias decenas resultaron heridas en un atentado suicida contra el partido de la difunta Benazir Bhutto en el último día de campaña para las elecciones del 18 de febrero en Pakistán.

El Ministerio del Interior pakistaní, a través de su portavoz, Javed Cheema, cifró el número de muertos en "al menos 37" y no facilitó cifra alguna respecto al número de heridos.

Fuentes de inteligencia elevaron al menos en 55 el número de heridos, en el atentado ocurrido frente a la sede del Partido Popular de Pakistán (PPP) en Parachinar, capital de Kurram, una de las regiones tribales pastunes en la frontera con Afganistán.

El ataque tuvo lugar enfrente de la sede del PPP en Parachinar, donde se habían congregado seguidores del partido, explicó a EFE su portavoz, Farfatullah Babar, que informó de una veintena de muertos y decenas de heridos.

En el interior de la sede, ubicada en el mercado de Eidgah, se encontraba el candidato, Riyaz Hussain Shah, un independiente apoyado por el grupo opositor en Parachinar, que resultó ileso.

Según las cadenas privadas, el terrorista condujo su coche hacia la multitud, que consiguió detenerlo, momento en el cual el hombre hizo detonar los explosivos que portaba.

El ataque de hoy es el primero que tiene el PPP como objetivo desde el que costó la vida a su líder, Benazir Bhutto, y a una veintena de personas el 27 de diciembre de 2007 en Rawalpindi, ciudad vecina de Islamabad.

Aquel atentado supuso el aplazamiento hasta el 18 de febrero de los comicios legislativos previstos para el 8 de enero, tras desatarse una ola de violencia de seguidores del PPP particularmente virulenta en su feudo de la provincia de Sindh, de la que era originaria Bhutto.

Desde entonces, los candidatos han adoptado estrictas medidas de seguridad en sus escasas apariciones ante seguidores, a los que se dirigen protegidos tras urnas de cristal antibalas y una barrera de seguridad compuesta por vigilantes y altas vallas de separación con los asistentes a cada mitin.

El de hoy es el tercer atentado contra un partido de los últimos ocho días de campaña electoral. Los otros dos tuvieron como objetivo al Partido Nacional Awami, un grupo de la tribu pastún laico y minoritario, y causaron 37 muertos.

Estos ataques se registraron en la región tribal de Waziristán del Norte y en la Provincia de la Frontera del Noroeste, dos de las zonas con más colegios electorales "muy sensibles" identificados por el Gobierno y sujetos a protección especial.

El Ejército anunció anoche que había completado el despliegue de sus efectivos -81.000 entre soldados y paramilitares- para garantizar que la votación del día 18 se desarrolla con normalidad, tarea que compartirán con 305.000 miembros de la Policía.

El jefe del Ejército, el general Ashfaq Kiyani, visitó hoy a algunas de esas tropas en las conflictivas Waziristán del Norte y del Sur, según la agencia estatal APP.

De los 64.171 colegios dispuestos para los comicios, 8.923 han sido catalogados como "muy sensibles" -lo que incluye la totalidad de los instalados en las regiones tribales como Kurram o las dos Waziristán- y otros 19.380 como "sensibles".

Pese a la protección militar, esta misma mañana tres colegios electorales quedaron destruidos por la explosión de artefactos en Khar, en la región tribal de Bajaur.