Público
Público

Mueren ocho integristas en una redada en el valle paquistaní norteño de Swat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos ocho integristas, entre ellos un líder insurgente, han muerto en una redada de las fuerzas de seguridad paquistaníes en el conflictivo valle septentrional de Swat, informó hoy el canal privado "Geo TV".

Los agentes entraron en el domicilio de Bakhtiar, un comandante insurgente de la zona, y acabaron con su vida y la de otros siete integristas cuando éstos intentaron responder al asalto, según la cadena, que no citó a sus fuentes.

Las fuerzas de seguridad organizaron la redada, que tuvo lugar en el área de Kabal, después de recibir información sobre la presencia de integristas en la residencia, donde los agentes se incautaron de armas y munición.

Además, los agentes acabaron con la vida de una mujer y su hija al abrir fuego contra un coche que se aproximaba a un puesto militar en la zona de Fizzagat, también en Swat, donde el pasado viernes se registró un ataque suicida.

Según "Geo", un lugareño murió por disparos de los agentes en circunstancias similares, esta vez en el área de Bariam, al creer que se trataba de un terrorista suicida.

Las fuerzas de seguridad mataron a otro civil mientras llevaban a cabo una nueva redada en el área de Khwazakhela, informó la cadena.

Según el Ejército paquistaní, en Swat opera un potente movimiento insurgente que incluye grupos talibanes y bandas criminales que en ocasiones colaboran entre ellos.

Este valle es uno de los focos integristas de Pakistán donde el Ejército lucha contra los integristas, que intentan imponer la sharía o ley islámica, y las escuelas femeninas han sufrido repetidos ataques durante las últimas semanas.

Hoy mismo un grupo de insurgentes lanzó una granada contra fuerzas paramilitares desplegadas en un colegio femenino de Swat y causaron heridas a uno de los agentes.

Este enclave turístico sufrió un estallido de violencia tras el asalto gubernamental a la Mezquita Roja de Islamabad en abril de 2007 y, desde entonces, las operaciones militares contra los insurgentes han sido constantes.