Público
Público

La muerte de un agente eleva a once víctimas entre las fuerzas de seguridad en El Aaiún

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La muerte de un nuevo agente de seguridad a causa de las heridas sufridas durante la intervención en El Aaiún tras el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui eleva a once las víctimas entre las fuerzas marroquíes, informaron hoy fuentes hospitalarias citadas por la agencia MAP.

El agente, identificado como Ali Zaari, había sido objeto de "una agresión salvaje por parte de milicias armadas durante los sucesos registrados en El Aaiún" y murió este miércoles, añadieron las fuentes.

El pasado viernes Rabat reconoció la muerte de once miembros de los cuerpos del orden, pero la versión posterior ofrecida por las autoridades apuntaba que en el enfrentamiento en el campamento el lunes de la semana pasada y en la revuelta en El Aaiún perdieron la vida diez miembros de las fuerzas de seguridad.

El balance oficial de víctimas señala que en la ola de violencia desencadenada tras el desmantelamiento de Gdaim Izik, a las afueras de la capital administrativa del Sáhara Occidental, murieron además dos civiles.

Uno de ellos, Babi Hamady Gargar, según la agencia MAP, "fue atropellado mortalmente por un vehículo", mientras que el segundo, Brahim Daudi, falleció "como consecuencia de una neumonía en el Hospital Militar de El Aaiún".

La versión oficial defiende que grupos armados paramilitares habían tomado el control del campamento de Gdaim Izik y que su desmantelamiento, el lunes de la semana pasada, se produjo de una manera "pacífica" y "sin que la policía marroquí utilizase armas de fuego".

Hasta el momento han sido enviados por orden del juez a la conocida como "Prisión Negra" de El Aaiún un centenar de detenidos, de los cuales un tercio tenía antecedentes judiciales, según fuentes judiciales citadas por la MAP, mientras que otros seis han sido trasladados "ante el director de la justicia militar".

DISPLAY CONNECTORS, SL.