Público
Público

Muertes por alcohol disminuyen a medida que aumentan impuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Los aumentos del impuesto alalcohol son una forma rápida de reducir la mortalidad asociadacon su consumo, tal como ocurrió en Alaska.

Esa es la conclusión de un estudio sobre los efectos de dosaumentos del impuesto realizados con 20 años de diferencia enesa zona de Estados Unidos.

El equipo halló que tras un aumento del impuesto a lacerveza, el vino y el licor en 1983, se registró un 29 porciento menos de muertes asociados con su consumo (cirrosishepática, pancreatitis y cánceres). Otro aumento impositivo enel 2002 redujo un 11 por ciento más la mortalidad por esascausas.

Los cambios son inmediatos y duraderos y no se deben amejoras más amplias, como en la atención de la salud, indicó unartículo a publicarse en American Journal of Public Health.

"Lo importante es que el aumento del impuesto al alcoholtuvo un efecto significativo en la reducción de la mortalidadasociada con su consumo", indicó el autor principal delestudio, el doctor Alexander C. Wagenaar, del Colegio deMedicina de la University of Florida, en Gainesville.

"Las autoridades de muchos estados deberían analizar eso",dijo el autor a Reuters Health.

La mayoría de los estados poseen algún tipo de impuesto alalcohol, pero Alaska es uno de los pocos que impuso aumentosimportantes. En 1983, por ejemplo, el impuesto sobre la cervezapasó de 43 a 63 centavos por galón, mientras que en el 2002aumentó a 1,20 dólares.

Wagenaar destacó que en la mayoría de los estados losimpuestos al alcohol no son ajustados según la inflación y queel valor "real del dólar" de esos impuestos en el paísdisminuye desde los años 50.

Aumentar ese valor del dólar impulsa a muchas personas abeber menos y, por lo tanto, prevenir o demorar la mortalidadasociada con el alcohol, opinó el equipo.

Los resultados surgen de datos nacionales sobre lamortalidad asociada con el alcohol en Estados Unidos, ya seadirectamente atribuida a su consumo, como el envenenamientoalcohólico y la enfermedad hepática alcohólica, o debido atrastornos provocados por el alcohol, como la inflamaciónpancreática y los cánceres de boca, garganta e hígado.

El equipo comparó las tasas de mortalidad en Alaska con lasdel resto de Estados Unidos para el período 1976-2004. Hallóreducciones inmediatas en las tasas de Alaska tras ambosaumentos del impuesto al alcohol: 23 muertes menos por añodespués del aumento en 1983 y otras 21 muertes menos por añodespués del 2002.

Wagenaar asegura que las políticas impositivas tienenefectos inmediatos porque cuando las personas con unaenfermedad asociada al alcohol reducen su consumo tienden avivir más.

"De modo que la persona que habría muerto mañana sigueviviendo", dijo.

Wagenaar agregó que las medidas de salud pública seconsideran exitosas si reducen la tasa de mortalidad unos pocospuntos porcentuales, muchos menos que el impacto asociado conel impuesto al alcohol en Alaska. "Lo que me sorprende es lamagnitud del efecto", finalizó el investigador.

FUENTE: American Journal of Public Health, enero del 2009