Público
Público

Dos muertes por gripeen Madrid y Mallorca

Hay cuatro fallecidos por H1N1 en España y 1.222 enfermos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva gripe se cobró ayer dos vidas en Palma de Mallorca y Madrid, elevando a cuatro la cifra de fallecidos por la enfermedad en España. La primera muerte se produjo por la mañana en el Hospital Son Llàtzer de Palma de Mallorca. Se trata de una mujer nigeriana de 33 años que ingresó en el centro el pasado 12 de julio.

La víctima residía en Madrid, pero estaba pasando unos días en la isla, en casa de una amiga. El conseller balear de Salud, Vicenç Thomàs, explicó que la mujer acudió el día 10 a un centro de atención primaria, donde se le diagnosticó un cuadro vírico y se le recetó medicación, informa Efe. El Gobierno insular trataba anoche de localizar a la familia o al entorno más próximo de la fallecida. Se desconoce si la mujer sufría alguna enfermedad crónica que complicó los síntomas de la nueva gripe.

Por la tarde, en el Hospital de La Paz de Madrid, se produjo la segunda muerte del día por el virus H1N1, la cuarta por la enfermedad en España. La víctima es un hombre de 71 años que padecía una enfermedad respiratoria crónica. Al contagiarse de la nueva gripe, su enfermedad se agudizó y por eso, el 17 de junio, ingresó en el Hospital de Cantoblanco. Pero su estado empeoró y fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario la Paz. Sufría un cuadro de insuficiencia respiratoria grave que llevó a que todos sus órganos dejaran de funcionar.

Estas dos muertes se suman a la de Dalilah, la primera muerta por nueva gripe en España, que falleció hace 17 días en Madrid, y a la del hombre de 41 años que murió en el Hospital José Negrín de Las Palmas el 8 de julio. Ambos padecían enfermedades crónicas previas.

El Ministerio de Sanidad insistió en que, en general, 'el virus provoca una gripe leve'. De los 14.600 casos que se han detectado en Europa, han muerto 18 personas. En España se han confirmado 1.222 enfermos. En el mundo, se ha diagnosticado la enfermedad a unas 128.000 personas, de las cuales han muerto 680.