Público
Público

Un muerto y diecinueve heridos al precipitarse un coche contra soldados israelíes en Jerusalén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quince soldados israelíes y cuatro civiles resultado heridos hoy cuando un coche, cuyo conductor palestino fue abatido a tiros, embistió intencionadamente contra una unidad militar en una céntrica plaza de Jerusalén, informaron fuentes policiales.

El conductor del vehículo murió por los disparos de uno de los quince o veinte soldados que formaban el grupo atacado, agregaron.

Dos de los heridos se encuentran en estado crítico, mientras que el resto presenta heridas leves o moderadas.

Uno de los heridos yacía tendido frente a las ruedas delanteras del vehículo, que acabó empotrado en un edificio de la plaza, según pudo presenciar Efe.

Los soldados pertenecen a un cuerpo de artillería que se dirigía al Muro de las Lamentaciones en torno a las once de la noche hora local (20.00 GMT).

El autor del ataque es un palestino de Jerusalén oriental que conducía un BMW negro con matrícula israelí, a la que tienen acceso todos los residentes de la ciudad, indicó el portavoz policial israelí, Micky Rosenfeld.

Según la televisión israelí, el coche del atacante está registrado en Yabel Mukaber, un poblado árabe de Jerusalén Oriental del que también provenía el palestino que el pasado marzo entró en una escuela talmúdica de la ciudad y mató a tiros a ocho judíos.

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, ha pedido en un comunicado que se aceleren los trámites para demoler la vivienda familiar del atacante, una práctica reeditada hace unos meses pese a que la cúpula militar pidió su fin hace años por estimar que carece de efecto disuasorio.

El suceso tuvo lugar en la plaza Tsahal, situada justo en medio de la "línea verde", la frontera imaginaria que separaba Jerusalén hasta la Guerra de los Seis Días de 1967, frente a la Puerta Nueva de acceso a la antigua ciudadela amurallada.

Poco después del suceso, decenas de jóvenes ultraortodoxos y ultranacionalistas judíos se congregaron en la zona e intentaron agredir a unos chavales árabes, según pudo presenciar Efe.

Asimismo, los ultranacionalistas se detuvieron junto a la carretera que surca la antigua "línea verde" desde la que escupieron y tiraron piedras contra los vehículos que iban conducidos por árabes.

Decenas de personas cortaron el tráfico en la carretera a la altura de la Puerta de Yaffa, una de las entradas a la Ciudad Vieja de Jerusalén mientras gritaban "muerte a los árabes".

Se trata del tercer ataque palestino en Jerusalén en los últimos tres meses con similares características.