Público
Público

Un muerto y ocho heridos en un choque frontal con tres vehículos implicados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una persona ha fallecido y otras ocho se encuentran heridas, tres de ellas, de gravedad, después de que un turismo chocara frontalmente contra una furgoneta Ford Transit en el kilómetro 34 de la M-600, entre Brunete y Villanueva de la Cañada, y otro turismo se viera implicado al recibir un impacto lateral.

Según han indicado a EFE fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112, el accidente ha ocurrido a las ocho de la mañana cuando, por causas que se desconocen, los tres vehículos impactaron en una recta de la vía, que cuenta con un carril por sentido.

El fallecido es un joven de 25 años que quedó atrapado en el interior de uno de los turismos implicados y sufrió un traumatismo pélvico y múltiples daños internos con hemorragia, y que murió prácticamente en el acto.

Los heridos graves son tres chicos de 19, 17 y 27 años, respectivamente, que han sido trasladados a centros médicos de la zona, en Móstoles, Alcorcón y Majadahonda, por dos UVI móviles del SUMMA y un VIR.

Hay otros cinco heridos leves, cuatro hombres y una mujer, que sufren traumatismos diversos y contusiones, de las que están siendo tratados en los citados hospitales.

En concreto, el joven de 19 años y el menor han sido trasladados al hospital de Móstoles, con sendos traumatismos abdominales y pélvicos, entre otras heridas, y el herido de 27 años lo ha llevado otra UVI del SUMMA al Puerta de Hierro, con un traumatismo craneal moderado y hemodinámicamente inestable.

Los heridos leves son tres varones de 24, 48, 18 y 28 años y una mujer de 34, todos ellos con traumatismos de diversa consideración, que han sido trasladados por ambulancias del SUMMA.

Además de los efectivos del SUMMA, que desplazaron al lugar del siniestro tres UVI, un VIR y 5 ambulancias, tuvieron que acudir seis dotaciones de bomberos de la Comunidad para sacar del interior de los vehículos accidentados a tres de las personas heridas, una de las cuales falleció a los pocos minutos.

La gravedad del siniestro y la hora a la que ocurrió -las ocho de la mañana-, que es el momento en el que se suelen producir los cambios de turnos en los equipos de Emergencias, hizo que muchos de los médicos salientes se quedaran a ayudar.