Público
Público

Los muertos en Afganistán acosan a Brown

El Parlamento critica la falta de helicópteros británicos en el frente de guerra afgano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gordon Brown se queda sin aliados en la disputa sobre los helicópteros británicos en Afganistán. La Comisión de Defensa del Parlamento, con el apoyo de todos los partidos, dictaminó ayer que las operaciones militares se están viendo perjudicadas por la falta de helicópteros. Ese déficit está aumentando los riesgos de las tropas, al obligar a que muchos transportes de tropas y suministros se hagan por carretera en vez de por vía aérea.

El jefe del Ejército ha contribuido a la polémica y no precisamente en el lado del Gobierno. La noticia de que el general Richard Dannatt utilizó un aparato norteamericano, el Black Hawk, en una visita reciente al valle afgano de Sangin, donde hay tropas británicas desplegadas, ha causado sorpresa en medios laboristas. Aún más al saber su respuesta cuando le preguntaron por la elección del transporte: 'Si me he desplazado en un helicóptero norteamericano es porque no tenía uno británico'.

Street no ha querido hacer sangre con el general, que está a sólo unos meses de retirarse. Otros no han resistido la tentación. Un parlamentario y un viceministro, citados por The Times, acusaron a Dannatt de tomar partido por los conservadores en el debate. 'El Ejército tiene un gran historial de mantenerse al margen de la política partidista. El jefe del Estado Mayor debería ser cuidadoso con sus intervenciones', dijeron las fuentes laboristas.

El informe parlamentario confirma las acusaciones hechas en los últimos días, tanto por la oposición como por militares retirados. Establece que el déficit cuestiona la fiabilidad de las operaciones militares actuales y a largo plazo pone en peligro la capacidad de despliegue de las Fuerzas Armadas.

La operación conjunta con EEUU en la provincia de Helmand ha puesto en evidencia las limitaciones materiales de los británicos. Los enviados especiales se maravillan porque los norteamericanos tienen de todo, lo que no resultará una sorpresa para cualquier país de la OTAN.