Público
Público

Dos muertos en la explosión de una fábrica pirotécnica de Gran Canaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre de unos 60 años y otro de algo más de 30 murieron hoy y otro de 37 resultó herido en una explosión registrada en una fábrica pirotécnica del municipio de Teror, al norte de Gran Canaria, que ha originado un incendio que tratan de sofocar.

La gran explosión se produjo a las 15:15 horas y se escuchó tanto en Las Palmas de Gran Canaria como en el municipio contiguo de Arucas.

Los servicios de emergencia recuperaron en primer lugar el cuerpo sin vida del hombre más joven, que quedó atrapado en el interior de la fábrica donde trabajaba cuando se produjo la explosión.

Horas después se pudo recuperar el cadáver del hombre de unos 60 años, al que también sorprendió la explosión dentro de la fábrica.

Las fuentes del 112 que han confirmado estas dos muertes no han precisado las identidades de los fallecidos, aspectos que podrían desvelar en la comparecencia anunciada para las 18:30 (hora local canaria) en el Ayuntamiento de Teror el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, y el alcalde del municipio, Juan De Dios Ramos Quintana.

Tras recibir asistencia sanitaria en el centro de salud de Teror, el herido fue trasladado, con quemaduras menos graves en un brazo, al Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, informaron a Efe el 112 y el Ayuntamiento de Teror, que precisaron que el Cabildo de la isla dirige las labores de extinción del incendio que ha causado este siniestro.

El fuego se ha originado en la empresa familiar "Pirotecnia El Secuestro", propiedad de Francisco Dávila, ubicada en el barrio de El Secuestro", situado a dos kilómetros del casco histórico de Teror y colindante con la montaña de Osorio, hacia donde se han dirigido las llamas que tratan de extinguir tres helicópteros del Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria.

Hasta el momento sólo se ha tenido que desalojar a los ocupantes de dos viviendas y el fuego no ha afectado a ninguna, agregaron las fuentes del Consistorio grancanario.

Los accesos a las inmediaciones de la fábrica se encuentran acordonados por temor a que se produzcan más explosiones, ya que en su interior se almacena gran cantidad de material pirotécnico.

En las labores de extinción del fuego participan efectivos de la Policía Local de Teror, Protección Civil de ese municipio y de Valleseco, bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria de los parques de Arucas y San Mateo, un helicóptero y un equipo de tierra del Grupo de Emergencias y Seguridad del Gobierno canario y otros dos helicópteros del Cabildo grancanario.