Publicado: 18.04.2014 09:27 |Actualizado: 18.04.2014 09:27

Los muertos en el naufragio del ferri surcoreano ascienden a 28

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 28 personas han muerto y 268 continúan desaparecidas tras el naufragio del ferri Sewol en aguas de la costa meridional de Corea del Sur, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap, que ha indicado que los buzos han logrado entrar el casco del barco. Cientos de especialistas de las Fuerzas Armadas y de la Policía y buzos de compañías privadas están participando en la operación para acceder al transbordador hundido e intentar encontrar a supervivientes del naufragio.

El ferri Sewol, que trasladaba a 475 personas, de las cuales 325 son estudiantes de un instituto, se hundió el pasado miércoles cuando navegaba por aguas de la costa meridional de Corea del Sur tras haber partido del puerto de Incheon con destino a la isla de Jeju. Hasta las 14.00 horas de este viernes, el balance que han proporcionado las autoridades surcoreanas es de 28 fallecidos y 179 personas rescatadas.

Tras 48 horas del naufragio, los equipos de rescate luchan contra el mal tiempo y la baja visibilidad mientras aumenta la desesperación de los familiares de los desaparecidos. La dificultad para llevar a cabo el rescate, el largo tiempo transcurrido desde el hundimiento en la mañana del miércoles y la baja temperatura de las aguas han desvanecido casi por completo las esperanzas de hallar supervivientes, la mayoría de los cuales podrían haber quedado atrapados dentro del barco. La Guardia Costera surcoreana espera la llegada hoy de grúas marinas al lugar para tratar de remontar el ferri, del que sólo emerge a la superficie una pequeña porción de la parte delantera del casco.

A la espera de saber la causa del accidente, la policía investiga lo que podría ser una grave negligencia de la tripulación del barco, que ordenó a los pasajeros permanecer en sus asientos en lugar de ponerse a salvo durante aproximadamente una hora tras escucharse un estruendo que dio lugar al inicio del hundimiento. La Fiscalía de Corea del Sur solicitó una orden de arresto contra el capitán y dos miembros de la tripulación por presuntamente abandonar el barco sin asegurar la puesta a salvo de los pasajeros. Los fiscales creen que tanto el capitán, Lee Jun-seok, de 69 años, como los dos tripulantes violaron la ley al ser evacuados en los primeros momentos del rescate sin atender a la seguridad de la mayoría de los 475 pasajeros.

Tras tratar sin éxito de entrar en el barco el jueves, los más de 500 buzos enviados se echaron de nuevo al agua, mientras varios robots se encuentran listos para sumergirse en busca de posibles supervivientes, según informó este jueves la Guardia Costera. Durante el rescate, cuatro buzos lograron entrar en la cafetería del barco y han tendido una cuerda de guía para explorar el interior de la nave en busca de supervivientes, a la espera de que a las 15.00 horas (6.00 GMT) se desplieguen por completo las labores de rescate al mejorar las condiciones del mar.

Cuatro grúas marinas y varios robots han sido enviados al punto del siniestro para ayudar a buscar a los desaparecidos, mientras los operarios han comenzado a inyectar oxígeno en la nave para evitar que se hunda del todo y proporcionar aire a posibles supervivientes que pudieran hallarse en su interior.

Las personas atrapadas podrían sobrevivir hasta 72 horas en caso de que se hubieran formado bolsas de aire dentro del transbordador, según aseguran expertos.