Público
Público

Dos muertos y cinco heridos por disparos de soldados al saltarse un retén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un niño de 15 años y su padre murieron y otras cinco personas fueron heridas al disparar una patrulla militar contra el coche en el que iban, que al parecer se saltó un retén, en la norteña ciudad mexicana de Monterrey, según informaron hoy fuentes oficiales.

Este es el segundo suceso de esta naturaleza ocurrido en el estado de Nuevo León tras el ocurrido el pasado 31 de julio, cuando otro niño, de siete años, murió y uno de tres quedó herido, presuntamente por disparos de militares.

En el último caso, una mujer del grupo de viajeros narró cómo las familias no se percataron de que los militares les habían marcado un alto y fue entonces comenzaron a disparar contra ellos.

La testigo mencionó que miembros de dos familias transitaban cerca de las diez de la noche de ayer (3.00 GMT de hoy) por el municipio de Escobedo, por la carretera Nuevo Laredo-Monterrey, desde donde regresaban a su vivienda después de participar en una fiesta.

Personal de la Cruz Roja que acudió a atenderles trasladó a los heridos al Hospital Universitario y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Las víctimas fueron identificadas como Vicente León Ramírez, de 52 años, y su hijo, Alejandro Gabriel León Castellanos, de 15 años.

Además, en el municipio de Sabinas, también en el estado de Nuevo León, a unos cien kilómetros al norte de Monterrey, individuos armados lanzaron la madrugada de hoy dos granadas contra oficinas de la policía local y causaron daños materiales.

La agresión ocurrió en las inmediaciones de oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) en la localidad.

Poco antes, en Monterrey, fue arrojada una granada que estalló en el pavimento de la avenida Gonzalitos, la vía rápida que pasa frente a la sede de la Policía Ministerial del estado de Nuevo León.

Ese ataque motivó que la avenida fuera cerrada a la circulación unos minutos y que personal del Ejército se movilizara para resguardar las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Actualmente en Nuevo León sicarios de los cárteles del Golfo y de Los Zetas, antiguos aliados y que principalmente operan en el contiguo estado de Tamaulipas, se enfrentan por la supremacía. EFE

jac/act/pvo/vv