Público
Público

Una muestra sobre los Escitas descubre a Occidente la cultura milenaria de Siberia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) acoge desde hoy la exposición "Escitas. Tesoros de Tuvá", una muestra formada por cerca de 600 piezas, que descubre por primera vez a Occidente la cultura milenaria de Siberia y la historia de este antiguo pueblo indoeuropeo del norte del mar Caspio.

La muestra ha sido presentada hoy por el embajador de Rusia en España, Alexander Kuznetsov, el director del Instituto de Cultura Material de la Academia de Ciencias de Rusia, Evgeny Nicolaevich Nosov, el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y el presidente de la Fundación CajaMurcia, José Moreno.

"Escitas. Tesoros de Tuvá" es fruto de las excavaciones realizadas entre 1993 y 2007 en los territorios de Tuvá y en la cuenca del Minusinsk, bajo la dirección de los comisarios de esta muestra, Vladimir Semenov y Marina Kilunovskaya.

En concreto, es el resultado de las prospecciones realizadas por el instituto ruso en zonas donde se va a edificar, en este caso, en Siberia, ha explicado Nosov.

El director del Instituto de Cultura Material de la Academia de Ciencias de Rusia ha señalado que esta muestra, que por primera vez sale de su país, "completa la imagen general de la historia indoeuropea", a través de los pueblos que fueron migrando desde Siberia hacia Occidente.

En ese sentido, el embajador ruso ha apuntado que la iniciativa tiene "una carácter único" y da a conocer "la parte de Rusia más desconocida en España, mostrando que Siberia no es sólo frío, sino la cuna de una civilización muy antigua que ahora se está descubriendo".

Ambos han confiado en que esta propuesta cultural sea el inicio de una larga colaboración con España y con las instituciones y entidades que participan en esta muestra, que enriquezca los intercambios culturales y científicos y contribuya a fortalecer "la amistad entre los dos países".

La muestra reúne cerca de 600 objetos, entre los que destacan algunas piezas prehistóricas, un arco de madera del siglo V a.C., cerámicas y espejos, y objetos propios de las mujeres escitas.

Dividida en cuatro ámbitos, la exposición presenta al visitante la región de Tuva, situada en el centro de Asia y de más de 170.000 kilómetros cuadrados.

Asimismo, explica quiénes eran los escitas, que ocuparon este territorio entre los siglos VII y III a.C., y qué elementos les caracterizaban como cultura material, ha señalado el director de Exposiciones del MARQ, Jorge Soler.

No obstante, la muestra se inicia antes del surgimiento de la cultura y expone piezas del Paleolítico, Neolítico y de la Edad de Bronce, periodos de los que destaca un colgante de 16.000 años de antigüedad, así como algunos objetos cerámicos, elementos de sílex y puñales metálicos.

Soler ha añadido que la muestra presta especial atención a los tres elementos característicos de los escitas: el armamento, la cultura del caballo, con el que este pueblo nómada "dominó la estepa de Eurasia", y el arte escita.

Dentro de este apartado, el visitante descubrirá cerámicas y espejos, piezas del atuendo femenino y masculino, y más de 200 pequeñas piezas de oro con el que los escitas enterraban a sus muertos.