Público
Público

Una muestra de fotos en Londres captura la música británica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una nueva muestra en la galería National Portrait de Londres captura la alegre década de 1960 en Gran Bretaña, mediante fotografías que van desde presentaciones de The Beatles en el Cavern Club a la explosión de la droga psicodélica que comenzó en los años siguientes.

La muestra de 150 fotografías, colecciones de carátulas de discos, tapas de revistas de música, partituras y otros objetos celebran el nacimiento de gigantes británicos de la música pop y rock como The Beatles, The Rolling Stones, Led Zeppelin y Pink Floyd.

La exposición incluye también a contemporáneos estadounidenses como Jimi Hendrix y Bob Dylan.

Los retratos, realizados por destacados fotógrafos como David Bailey, Cecil Beaton y Don McCullin, están organizados por épocas y van desde la inocencia de la juventud en el inicio de la década de 1960 a la decadencia alimentada por las drogas y la liberación sexual que caracterizó al verano del amor.

Los primeros años de la muestra están enfocados principalmente en The Beatles, The Rolling Stones y varios artistas locales menos conocidos fuera de la isla como Cilla Black y Cliff Richards. Rod Stewart también aparece junto a Long John Baldry en un retrato de 1964 de un grupo llamado Steampacket.

"Tan solo queremos reflejar en cada año quiénes eran realmente las grandes estrellas", dijo el viernes a Reuters el administrador de la exhibición, Terence Pepper.

que a sus 60 años recuerda con emoción la música de la época -, dijo que la muestra también es un reconocimiento de cómo The Beatles, The Rolling Stones, David Bowie, Pink Floyd y Led Zeppelin cambiaron el panorama musical y conquistaron el mundo con rapidez.

"Todo era completamente nuevo. Todo estaba pasando en ese momento. La música pop todavía no estaba en la radio", destacó Pepper.

"La (cadena) BBC deja tres horas para poner discos y difícilmente cualquiera de ellos puede llamarse rock and roll o pop" explicó.

La exposición muestra la rivalidad entre The Beatles y The Rolling en imágenes de una variedad de grandes fotógrafos que ayudaron a crear y auspiciar sus apariencias camaleónicas.

Los retratos también muestran la transición británica desde una era de post-guerra donde había finalizado el racionamiento y los bebés de la Segunda Guerra Mundial se habían convertido en casi adolescentes, buscando su independencia hacia el estilo de vida del sexo, el amor y el rock n' roll.

"Es bueno tener esas canciones sonando de nuevo", exclamó Pepper.