Público
Público

La muestra "Picasso y los libros" descubre la faceta de ilustrador del pintor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muestra "Picasso y los libros", inaugurada hoy en Palencia, muestra en 25 publicaciones ilustradas por Pablo Picasso entre 1923 y 1972 la faceta más desconocida del pintor y "una verdadera antología de las distintas posibilidades de ilustrar el libro en el siglo XX".

Así lo ha manifestado el comisario de la muestra, Juan Carrete, durante la inauguración de esta exposición "mágica" que podrá visitarse en el Centro Cultural Provincial de Palencia hasta el próximo 17 de noviembre y que forma parte de los fondos de la Obra Social de Bancaja.

"Picasso y los Libros" no es, según Carrete, un conjunto homogéneo, ya que Picasso ilustra la obra de muy diversos autores, desde los surrealistas, como André Breton o Tristan Tzara, a la de otros clásicos de diversas épocas, como Balzac, Petrarca o Luis de Góngora, y naturalistas como el Conde de Bufón.

Pone imágenes a textos "interesantísimos" y trabaja para editores de "mucho prestigio" o desinteresadamente para los amigos, como único artista o compartiendo con otros artistas, pero siempre reivindicando el libro como algo artístico, sobre todo después de la "industrialización" del libro a finales del siglo XIX, ha explicado Carrete.

Ahora Bancaja, que tiene la colección privada más importante del mundo sobre la obra gráfica de Picasso, con aproximadamente 1.700 obras entre grabados, libros ilustrados e ilustraciones originales, anexas a los libros ilustrados, y la Diputación de Palencia muestran una parte de este trabajo en el que "se unen dos palabras mágicas".

"Picasso como sinónimo de creatividad y originalidad y libro como objeto de máximo prestigio y algo fundamental en la cultura occidental", ha agregado el comisario.

Los 25 libros que podrán contemplarse hasta el 17 de noviembre en Palencia son un ejemplo de esa faceta como ilustrador en la que Picasso usó todas las técnicas, desde grabado calcográfico en todas sus posibles variedades, linóleo, litografía sobre piedra, zinc o papel auto gráfico, celuloide, hasta fotograbado.

En todos esos años Picasso, realizó más de 150 libros enriquecidos con estampas en los que se dan todo tipo de singularidades dentro de una edición limitada: distinto papel, diferentes colores para determinadas imágenes, juegos extras a veces incluso dobles, de las ilustraciones a toda página, o intercaladas en el texto pero sin él y tipografías antiguas.

Hasta el punto de que "con Picasso nace el libro de artista a comienzos del siglo XIX", ha subrayado el comisario.

Ahora la colección Bancaja, que se inició en 1994 con el objetivo de recuperar el patrimonio artístico español, ya que casi toda la obra adquirida se encontraba fuera de España, cumple con su propósito de difundir esta parte de la producción artística de Picasso a través de exposiciones tanto en España como en el extranjero.

"Y de devolver a la sociedad, lo que la sociedad invierte en la caja de ahorros", ha matizado el director de negocio de la entidad, David González.

Por su parte, la diputada de Cultura, María José Ortega, ha animado a disfrutar de "una exposición de lujo" que demuestra la apuesta de la Diputación de Palencia por la cultura y su compromiso con los ciudadanos.

En los últimos 10 años, la colección Picasso de Bancaja ha sido expuesta, además de en las principales ciudades españolas, en Holanda, Alemania, Hungría, Italia, Portugal, Corea del Sur, EE.UU, México, Puerto Rico, Brasil, y ha sido visitada por más de un millón y medio de personas.