Público
Público

Una muestra refleja el arte de vanguardia de la ex Unión Soviética

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La arquitectura y el arte "avant-garde" de la desaparecida Unión Soviética con su vocabulario de formas geométricas, que surgió entre 1915 y 1935, queda reflejado en fotos, dibujos y cuadros que se exponen la Royal Academy Of Arts de Londres.

"Building The Revolution: Art and Architecture in Russia 1915-1935" (Construyendo la Revolución: Arte y Arquitectura en Rusia), que se podrá ver desde el próximo 29 de octubre y hasta el 22 de enero de 2012, plasma de forma temática la radical forma de diseñar y construir de los arquitectos rusos durante ese periodo de tiempo.

Entonces, alentados por un arte constructivista, en auge en Rusia a partir de 1915, los arquitectos adoptaron un lenguaje artístico en varias dimensiones, creando estructuras de estilo innovador que reflejaban la energía y el optimismo del nuevo estado socialista soviético.

En la muestra se entrelazan enormes fotografías de edificios existentes en ese país con dibujos y pinturas constructivistas relevantes, instantáneas antiguas y periódicos, algunas piezas expuestas por primera vez en el Reino Unido.

"La exposición se centra en el arte y la arquitectura de Rusia entre 1915 y 1935; aquello que se producía durante la revolución y el establecimiento del nuevo régimen del Soviet", explicó a Efe Mary Anne Stevens, directora de Asuntos Académicos de la Royal Academy of Arts y una de las comisarias de la muestra.

Según Stevens, la intención (de la exposición) es demostrar que tanto en las artes visuales como en la arquitectura, se buscaba un nuevo lenguaje y se llegó a "una manera radical de cómo representar el mundo y cómo construir edificios".

Con obras de artistas como Kazimir Malevich, Vladimir Tatlin, Liubov Popova, El Lizzitsky, Ivan Kluin o Gustav Klucis, o con diseños de arquitectos como Konstantin Melnikov, Moiseis Ginsburg, Ilia Golosov y los hermanos Venin "ya no se quiere representar el mundo exterior de forma naturalista, se quiere definir algo que sea nuevo y radical", añadió la comisaria.

Por ello, dijo, "se adoptó un vocabulario geométrico, que aportó las bases a los arquitectos", que crearon edificios con formas rectangulares, cuadradas, cilíndricas, etcétera.

La comisaria resaltó como partes clave de la exhibición el arte de Popova, "una artista mucho más radical que sus contemporáneos", y también las fotos antiguas cedidas por el Museo de Arquitectura de Moscú (MUAR), "que son pequeñas gemas y pedazos de información sobre estos edificios".

Pero también subrayó las fotografías de Richard Pare, que ha documentado con una serie de imágenes edificios icónicos que han sufrido transformaciones inapropiadas o están a punto de ser destruidos.

Esas instantáneas tomadas por el renombrado fotógrafo inglés son parte de una campaña para tratar de preservar esas construcciones "antes de que se deterioren del todo y se demolan o se restauren y pierdan su carácter", explicó la comisaria.

En varias de esas instantáneas se refleja, por ejemplo, la sede del periódico Izvestia (1990), que albergó uno de los dos órganos oficiales del Partido Bolchevique y uno de los principales edificios construidos en Moscú tras la revolución.