Público
Público

Una muestra reúne en Murcia ciencia, cultura, política y leyes de la época de Alfonso X

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una exposición con más de 250 piezas de arte medieval reúne en Murcia hasta enero de 2010 el universo científico, legislativo, político, cultural y de ocio del siglo XIII durante la época del reinado de Alfonso X El Sabio, con sus cuatro "Cantigas de Santa María" juntas por primera vez para el público.

Procedentes de instituciones de España, Francia, Reino Unido e Italia, están casi todas las obras que salieron del scriptorium alfonsí, salvo tres de ellas, que no han podido ser prestadas por el Vaticano y Patrimonio Nacional por razones de conservación, ha explicado el comisario de la muestra, el medievalista Isidro Bango, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.

Organizada por Caja Mediterráneo, el Gobierno y el Ayuntamiento de Murcia, contiene secciones de orfebrería, con joyas únicas como los relicarios de las Tablas Alfonsíes y del Santo Sepulcro, o la Virgen Abridera de Allariz (Orense), una colección de telas y doce códices sobre astronomía y astromagia, entre los que destacan el "Libro del saber de astronomía", "Lapidario" y "Astronomía y cómputo", una de las maravillas de la miniatura carolingia.

La sección dedicada al juego cuenta con la colección más completa de piezas de ajedrez y tableros de España y con otros entretenimientos medievales, como el manqala califal, mientras que en el apartado de leyes se muestra la primera de "Las siete Partidas", procedente de la Librería Británica londinense.

Según Bango, éste es el primer código de justicia moderno, que tardó más de un siglo en poder entrar en vigor por la resistencia que opusieron para ello los estamentos de la nobleza y la Iglesia, que veían cómo con él perdían sus privilegios ante la ley.

A ello que se sumaba el enfrentamiento de Alfonso X con la jerarquía católica -que tuvo en el siglo XIII un papel de primer orden en la política militar y cultural- por su decisión de nombrar personalmente a los obispos entre personas de su total confianza.

"Las siete Partidas" fueron además la obra jurídica fundamental en la Edad Media, que fue aplicada en la América española y en Brasil hasta la época de las codificaciones (1822-1916).

El apodo de El Sabio surgió de su interés por el conocimiento, al que en ese libro dedica un capítulo en el que se lee: "Acucioso debe ser el rey en aprender los saberes, pues por ellos entenderá las cosas de raíz y sabrá mejor obrar en ellas. Y otrosí, por saber leer, sabrá mejor guardar sus secretos y ser señor de ellos".

Respecto a las "Cantigas de Santa María", que se conservan en las bibliotecas nacionales de Florencia y Madrid y en el monasterio de El Escorial, Bango ha señalado que son el repertorio musical más importante de Europa sobre lírica y folclore medieval, además del más rico cancionero mariano de todo el medievo, con 420 poemas escritos en galaico-portugués, con notación musical e ilustraciones.

Otra de las secciones de la exposición se dedica a la relación de Alfonso X con Murcia, reino que le fue fiel hasta el final de sus días, por lo que el rey quiso que su corazón se trasladara hasta la ciudad, en cuya catedral se conserva.

La revuelta de los mudéjares en Murcia llevó a la conquista de este territorio por el entonces infante entre 1243 a 1246, pues su padre, Fernando III El Santo, se encontraba enfermo; tras la muerte de éste, en 1252, Alfonso X fue coronado para un reinado que se mantuvo hasta su muerte, en Sevilla, en 1284.

Apoyada por recursos audiovisuales e informáticos que permiten al visitante contextualizar la época, y con música ambiente medieval, la exposición cuenta también con un catálogo de casi 800 páginas, en el que participan 40 especialistas españoles y extranjeros y que contiene más de un millar de fotografías.