Público
Público

¿Puede un 'muffin' ayudar a médicos a diagnosticar la diabetes?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Hacerles un "test del muffin"a las personas con riesgo de tener diabetes ayudaría a losmédicos a diagnosticar la enfermedad y sus signos de alarma.

Los exámenes para detectar la diabetes y su precursor, laintolerancia a la glucosa, ponen a prueba cómo el organismoutiliza la glucosa, que es un tipo de azúcar.

En una prueba común, llamada test oral de tolerancia a laglucosa, el paciente ayuna durante una noche y luego bebe unasolución azucarada mientras los médicos controlan cómoreacciona el organismo y cuánto azúcar circula en la sangre.

Los autores del nuevo estudio indagaron si las personaspreferirían comer un muffin en lugar de tomar la bebidaazucarada y si eso les daría a los médicos más informaciónsobre cómo se comporta el organismo con comida real.

"A las mujeres les disgusta hacerse exámenes" con el testoral de tolerancia a la glucosa, indicó el coautor del estudio,doctor Michael Traub, del Colegio de Medicina Albert Einstein,en Nueva York. "No es un test placentero", agregó.

Los resultados sugieren que el test del muffin permitiódiagnosticar a mujeres con alteración de la tolerancia a laglucosa y que fue más económico que la prueba con la bebidaazucarada. Pero un investigador ajeno al estudio cuestionó laconveniencia del test con un alimento horneado.

"Estandarizar un muffin en Estados Unidos y el mundo seríaun desafío", sostuvo el doctor William Herman, director delCentro de Investigación y Entrenamiento en Diabetes deMichigan, en Ann Arbor.

Utilizar una bebida azucarada, según opinó, es "másconveniente. Las soluciones con glucosa tienen una vidaprolongada. Sabemos qué contienen", agregó.

El estudio incluyó a 73 mujeres de 40 y 50 años. Después deayunar toda la noche, recibieron un muffin de una panaderíalocal y con distintos sabores: con trocitos de chocolate, maízy arándano. A las dos horas, el equipo de Traub les midió laglucosa en sangre para determinar cómo el organismo habíautilizado el azúcar de alimentos horneados.

A un subgrupo de 12 mujeres también se le realizó el testoral de tolerancia a la glucosa.

Según el test del muffin, ocho de las 73 participantestenían una alteración de la tolerancia a la glucosa. A más dela mitad se la habría pasado por alto con un test estandarizadoen ayunas, publica el equipo en la revista Menopause.

El test del muffin también identificó signos de diabetestemprana en dos mujeres del subgrupo de 12 participantes. Eltest oral de uso habitual detectó sólo a una de ellas.

El equipo destacó que un muffin, que cuesta 1 dólar, es máseconómico que la botella de solución azucarada. Además, ningunaparticipante tuvo problemas estomacales, como a veces provocala solución. Aun así, Herman duda de la utilidad del test delmuffin.

Por ahora, aseguró que el uso de fármacos o brindarconsejos para adelgazar y hacer ejercicio retrasaría o evitaríala aparición de la diabetes en personas con signos tempranos deintolerancia a la glucosa.

FUENTE: Menopause, online 19 de septiembre del 2011