Público
Público

La mujer asesinada en Moncofa tenía todos los protocolos de protección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mujer de 33 años asesinada presuntamente por su ex pareja en Moncofa (Castellón) murió pese a haberse activado "todos los protocolos" de protección, lo que a juicio del subdelegado del Gobierno en Castellón, Antonio Lorenzo, implica que "hace falta mucho más trabajo" contra la violencia machista.

Así lo ha manifestado Lorenzo tras guardar cinco minutos de silencio en una concentración celebrada frente a la sede de la Subdelegación y en la que medio centenar de personas han mostrado su "rechazo absoluto" al "nuevo acto de terrorismo machista".

Lorenzo ha recordado que ya son dos las mujeres "asesinadas por sus parejas" este año en la provincia de Castellón y ha dicho tener el "convencimiento radical" de que hay que seguir "trabajando por que el terrorismo machista sea erradicado y por que las actitudes machistas que dan amparo a este comportamiento sean paulatinamente desechadas y expulsadas de nuestras vidas".

El subdelegado ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para "seguir trabajando" para evitar "el machismo de baja intensidad", que a su juicio es "el caldo de cultivo por el que los terroristas machistas acaban cometiendo sus asesinatos".

En ese sentido, ha recordado que en el caso de la mujer asesinada la pasada madrugada en Moncofa había dictada una orden de protección desde el 26 de agosto que impedía al presunto asesino acercarse a menos de 200 metros de la víctima.

"Pese a haberse seguido el protocolo, no fuimos capaces de evitar que su ex pareja acabara con su vida y dejara a sus tres hijos sin su madre", ha lamentado el subdelegado.

Lorenzo ha precisado que la mujer fallecida, de 33 años, era natural de Valencia -y no de La Vall d'Uixó- y tenía tres hijos, dos de ellos de una relación anterior, y el más pequeño, de 18 meses, en común con el presunto asesino.

Los dos niños de la relación anterior estaban a cargo de las autoridades de menores de la Generalitat desde antes del crimen, y el juez ha dictado una orden para que un familiar se haga cargo provisionalmente del niño más pequeño, que estaba con ella en el momento de la muerte.

El presunto asesino y su víctima eran "pareja de hecho" y no consta que hubiesen formalizado un matrimonio, aunque Lorenzo ha apuntado que "había una orden de alejamiento para el agresor y de protección para la mujer desde hace un mes, lo que implica que no debían de convivir".

La mujer de 33 años, R.G.I y natural de Valencia, murió en la madrugada de ayer en Moncofa tras recibir dos puñaladas en la yugular y el corazón, presuntamente asestadas por su pareja, A.A.S, natural de Sagunto, que, posteriormente, intentó suicidarse lanzándose por la azotea de la vivienda donde residía la fallecida.

El presunto agresor sufrió la rotura de las dos piernas y politraumatismos y fue trasladado por una ambulancia del SAMU hasta el Hospital de La Plana, en Vila-real, donde permanece bajo custodia policial y con "pronóstico grave".

Con la muerte ocurrida en Moncofa, el número de mujeres presuntamente asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año en España se eleva a 51, frente a las 55 de todo el 2009. Solo en este mes, van siete mujeres asesinadas en actos de violencia machista.

El Ayuntamiento de Moncofá, que también ha celebrado cinco minutos de silencio, ha declarado tres días de luto, durante los cuales las banderas estarán a media asta, y ha colgado en el balcón principal del Consistorio una pancarta con la frase "No a la violencia de género".