Público
Público

Una mujer belga recorre 1.450 kilómetros por error en el GPS

Abandonó el domicilio a primera hora de la mañana con la intención de ir a recoger a la novia de su hijo en la estación de trenes del Norte de Bruselas, a 32 kilómetros de su casa

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Una mujer de 67 años recorrió por error 1.450 kilómetros desde la pequeña localidad de Erquelinnes -al oeste de Bélgica- hasta la capital croata, aunque su propósito era llegar a Bruselas siguiendo las indicaciones de su dispositivo de GPS. El hijo de Sabine Moreau denunció  a la Policía belga su desaparición el pasado sábado. Aseguraba a los agentes que su madre había abandonado el domicilio a primera hora de la mañana para ir a recoger a la novia de éste en la estación de trenes del Norte de Bruselas y no había vuelto.

El trayecto constaba de 32 kilómetros, es decir, no más de 40 minutos de duración. Sin embargo, lo que en principio parecía una tarea fácil se convirtió en un tour completo por Europa y la mujer circuló con su vehículo por Bélgica, Alemania y Croacia, sin darse cuenta de que se había desviado de su destino final. 'Vi señales de tráfico en francés y en alemán. Pasé por Colonia, Aquisgrán, Fráncfort... Pero no me hice ninguna pregunta. Pisé el acelerador y continué conduciendo', aseguró la sexagenaria al diario flamenco 'Nieuwsblad'.

Doce horas más tarde y tras varios altos en el camino para descansar, Sabine Moreau, que ya se encontraba en Zagreb y a 1.450 kilómetros de Bruselas, se percató de que 'ya no estaba en Bélgica'.  Además de tener que dormir en su vehículo durante algunas horas, Sabine Moreau sufrió un accidente leve y tuvo que repostar en varias ocasiones.

La conductora aseguró a la Policía que había tenido algunos 'contratiempos' con su GPS, pero que al principio logró encontrar por sus propios medios el municipio belga de Jette y que después continuó con su viaje. 'Metí la dirección y después el GPS dio varios rodeos. Ahí fue cuando algo debió de salir mal', indicó la despistada conductora.

Los fallos en los sistemas GPS que facilitan la ruta en los viajes en coche no son algo extraño. En ocasiones, la falta de actualización de los mapas o los cortes de carreteras por obras provocan que las indicaciones facilitadas no se ajusten a las necesidades de los conductores. Es habitual haber sufrido algún trayecto equivocado con estos sistemas.