Público
Público

La mujer que besó a Elvis en 'El beso' descubre su identidad

Barbara Gray asegura que ni siquiera sabía quien era Elvis cuando se inmortalizó el misterioso encuentro

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Durante 55 años la identidad de la joven rubia que unía su lengua a la del joven Elvis Presley en una de sus más famosas fotografías había sido un misterio. Hasta ahora. La revista Vanity Fair ha revelado el secreto de la mujer con la que el rey del rock se desquitaba antes de entrar a escena.

Se trata de una gerente retirada, Barbara Gray. Preguntada en el programa Today de la NBC sobre si saltaron chispas, Gray contestó dubitativa: 'Err... no. Tal vez saltaron chispas, pero yo ni siquiera sabía quién era él'. De cualquier modo, Elvis logró seducirla para que le acompañase a su compartimento privado del tren que le llevaría después a Nueva York. 

'Él comenzó a abrazarme y a agarrarme, y yo... ¡que me bese!', cuenta a la revista. 'No sé por qué terminamos en la cama, e intentó meterme mano'. Antes de que la cosa pudiese llegar a mayores, alguien llamó a la puerta para advertirles de que el tren se iba. Y Gray, que pasaría a la historia como la chica que rechazó a Elvis, dijo: 'Yo también'.

La fotografía, conocida como El beso, se tomó en junio de 1956, cuando el cantante se estaba preparando para actuar ante 3.000 fans en el Teatro Mezquita de Richmon, Virginia. La imagen es la más famosa de las series de Alfred Wertheimer. Tan famosa, que es la estrella central de la exposición itinerante Elvis at 21: New York to Memphis. Sobre ella, la actriz Diane Keaton dijo que era la fotografía 'más sexy' que había visto en su vida.

Gray insiste en que no busca dinero o fama y ha firmado un acuerdo por el que renuncia a los derechos comerciales de una de las mejores fotografías del rock. 'Yo solo quería que la condenada fotografía llevase mi nombre', asegura.

La exgerente también ha revelado tener una vida más intensa que la mayoría. En la entrevista afirma que, tras una vida de devaneos amorosos, 'halló la luz' hasta el punto de fue bautizada por el cantante y predicador Pat Boone en su piscina de Beverly Hills.